Los Rays tomaron dos de sus decisiones más fáciles de la temporada baja, eligiendo la opción de $ 7 millones del receptor Mike Zunino y agregando al prospecto receptor Rene Pinto a la lista de 40 hombres.

La franquicia continua con sus aspiraciones de campeonato, confiando en que han construido un núcleo contendiente sostenible siendo un mercado pequeño, y creen que la mejor manera de ganar su primera Serie Mundial es jugando en octubre con la mayor frecuencia posible.

Tampa Bay se prepara para su próxima oportunidad en la venidera temporada. Con una plantilla productiva en Grandes Ligas y un sistema de Ligas Menores cargado, será una muy ocupada temporada baja  para el ingenioso departamento de operaciones de béisbol de Neander.

Tampa Bay terminó la temporada con siete jugadores en agencia libre:Nelson Cruz, Collin McHugh, Michael Wacha y David Robertson, además de los lesionados Chris Archer, Chaz Roe y Tommy Hunter.

El club no extendió una oferta calificada por un año y $ 18.4 millones a ninguno de sus agentes libres.

Cruz y McHugh probablemente serán sus agentes libres más buscados, con Cruz todavía un bateador designado efectivo (y presencia respetada en el camerino) y McHugh se ha restablecido como un relevista dinámico de múltiples entradas.

Y desde luego, Wander Franco es el campocorto de la organización luego de un cambio por Willy Adames. Y quieren que el novato que hizo hazañas históricas esta recién concluída campaña, este con ellos por mucho tiempo.

Franco proyecta establecerse como un talento élite, y consciente de ello, los Rays quieren asegurarse.

Según confiaron fuentes al medio El Caribe, como informó el periodistaYancen Pujols, la oferta para hacerlo posible superaría a la que recibió la superestrella de talento generacional, Ronald Acuña Jr  por parte de Bravos hace unos años: