¿Será que hay un nuevo "Rey" en Seattle? Las declaraciones de Scott Servais, mánager de los Marineros de Seattle, minutos después de la victoria de su equipo sobre los Yankees en Nueva York el pasado miércoles de la mano del lanzador dominicano Luis Castillo, dejaron ver su regocijo con la nueva adquisición del cuerpo de lanzadores.

Castillo tiene apenas una semana con su nuevo equipo, desde que llegó proveniente de los Rojos de Cincinnati en el recién finalizado mercado de cambios y ya debe lidiar con algunos elogios, un tanto comprometedores, claro está, luego de lanzar seis entradas sin mayores daños y con ocho recetados, no se podía esperar menos, ahora, ¿Podrá construir su reino en la ciudad? Esto dijo su mánager.

"Yo no era el gerente aquí durante los días antiguos de Félix Hernández, pero mirar a Félix cuando estaba llegando a su apogeo, eso es lo que me recordó hoy (el miércoles)", dijo Scott Servais a los medios en Seattle. "Este tipo es un abridor No. 1. Quiere la pelota".

Y es lo que quiere Seattle. El dos veces All-Star fue considerado uno de los mejores lanzadores disponibles en el mercado comercial esta temporada año y tiene una efectividad de 2.95 y un FIP de 3.26 en 15 aperturas, algo que también hace recordar al venezolano ganador del premio Cy Young de la Liga Americana en 2010, y con un juego perfecto en su vitrina.

El dominicano, en su primer asalto como natua y de visitante, registró una velocidad promedio de su sinker de 1.7 mph, la más rápida que el promedio de su temporada actual, aumentando de 96.6 mph a 98.3 mph.

Los primeras impresiones del mayor acuerdo de los Marineros en la era de Jerry Dipoto son significativos y han llamado la atención de propios y extraño, así como una señal de lo que vendrá en octubre.

“Estos muchachos es que están jugando para ganar, así que sí, por supuesto, siento esa energía”, dijo Castillo a su llegada al conjunto que la victoria días atrás quedó en el segundo de los tres puestos de comodín de la Liga Americana, un juego arriba de los Tampa Bay Rays y dos juegos detrás de los Toronto Blue Jays.