Hay una relación de amor y odio entre los equipos de béisbol y sus fanáticos que trascienden el juego, incluso en muchas oportunidades adquiere matices oscuros.

Los aficionados siempre exigen, para ellos nunca es suficiente más cuando se trata de ganar.

En Chicago, las cosas parecen ir en este sentido con los Medias Blancas, ello a pesar de que el equipo es uno de los grandes favoritos para ganar la Serie Mundial en 2022.

La salvación

Con la reciente llegada de AJ Pollock pudiera remendarse uno de los huecos que tiene el equipo desde hace años...el jardín derecho.

La afición exigía, pues en 2020, el experimento con Norman Mazara no funcionó, tampoco en 2021 con Adam Eaton y entonces llegó algo la esperanza con Andrew Vaughn pero la reciente lesión disparó las alarmas.

Así y todo sabemos que Vaughn no es un jardinero natural, es un experimento forzado que pudo resultar en su momento pero hasta ahí, la realidad hoy dice otra cosa...no es la mejor variante.

La sentencia

Los fieles nunca le perdonaron a Rick Hahn el hecho de dejar pasar a hombres como Nick Castellanos y Kyle Schwarber; hasta han arremetido contra el mismo la Russa pero la leyenda entiende los momentos así y confía en su plan.

La Russa comentó recientemente a los medios, como el Chicago Tribune que la gente de los Medias Blancas tiene que confiar en el equipo y en las estrategias de la dirección.

Al respecto enfatizó que el fanático debe estar en todo momento y además habló que las críticas deben ser para ayudar, pues el verdadero fanático debe confiar en que los jóvenes de las granjas pueden hacer el trabajo.

La fórmula no colma expectativas

El estratega habló de fórmulas, de Andrew Vaughn y Gavin Sheets, las opciones más claras para asumir el jardín derecho junto al recién llegado Pollock.

Como quiera, todavía hay incertidumbre al respecto y la afición pide a gritos un gran contrato, una solución que de seguridad de poder estar en el Clásico de Otoño.

La Rusa sigue confiando, tiene si libro y cree que las cosas pueden salir.

Por ahora el tema empieza a rondar y la polémica a solo días del Juego Inaugural, comienza a marcar la pauta.