El tema de hacer grandes cambios en el juego casi siempre si toman detalles positivos y fenomenales, dan todos los frutos esperados tomando en cuenta que de ti y de otros 8 jugadores de regularidad depende una divisa entera y que lleguen a un campeonato como bien se merecen. En el caso de Aaron Judge, el Juez quiere  conjuntamente con su corte de fanáticos, tener la capacidad importante de empuje ofensivo posible mayor y que a su vez, esta se mantenga como es debido.

Bien sabemos que uno de los más grandes momentos en los cuales las ansias se lo han comido como nunca ha sido en su temporada de debut para el 2016, año en el cual los Cachorros de Chicago se encargaron de ponerle fin a una sequía interminable de títulos en donde los habían tildado por tener la "Maldición de la Cabra" en aquel año 1906 donde un fan intentó ingresar con una cabra al estadio y no lo dejaron.

Aaron y sus ansias.

En cuanto a los primeros números que el joven jugador californiano reflejó en la gran carpa, existe una diferencia completamente abismal a lo que lleva para el 2022, sobre todo, en cuanto a turnos al bate nos referimos y la cantidad de veces en las que ha sido embarcado por los ponches que le han podido propinar varios de sus rivales de turno.

Parte de trabajar con el IQ de los peloteros en cuestión es saber que, como bateador, tienes que saber cuáles son las tendencias claras de los lanzadores con los que te vas a enfrentar y si acaso la tendencia la quiere utilizar contigo, tener claro que la mecánica debe ser completamente diferente a lo habitual para que de esa forma, obviamente puedas colocar la pelota en juego.

Pros de Judge

El jugador jardinero de los Yankees ha hecho hasta lo imposible por hacer un acomodo de su swing y una de las diferencias más grandes que tiene con su resto del equipo es el tamaño en altura, esto sin duda alguna puede ser un verdadero estandar positivo para él.

Particularmente uno de los Swings más atrevidos y el por qué se hace la nota en cuestión fue gracias al Walk-Off que propinó en contra del equipo de los Blue Jays de Toronto, donde en la salida contra Jordan Romano, hizo lo propio que fue analizar sobre todo los lanzamientos de la cintura para abajo, que son los que verdaderamente le pueden jugar de una manera muy sucia y poco llamativa al jugador 99 de la escuadra de los mulos.

Los números

Actualmente para 2022, Judge maneja un total de 34 hits en 115 turnos totales, cosechando 11 HR, 26 remolcadas, 2 bases robadas, teniendo un porcentaje de bateo de no más de .296 puntos en lo que va de la temporada. A eso sumamos 6 dobletes, sin triples.

Bien podemos analizar los números de esa temporada donde participó en 27 encuentros bateando 15 hits en 84 apariciones al plato, en los cuales solo despachó cuatro jonrones y remolcó 10, ponchándose 42 veces.

Ahora bien, los ponches.

El tema del ponche de Aaron Judge ha sido provechoso en esta temporada que es en la que menos veces ha sido abanicado por los rivales (36), anteriormente había sido 2020 con 32. Su temporada de más ponches fue la 2017 con 208 y en el overall, tiene un total de 769.