Yadier Molina sigue escribiendo su nombre como leyenda en las Grandes Ligas y este jueves lo está volviendo memorable con par de cuadrangulares ante los Nacionales de Washington.

El careta está haciendo batería con Adam Wainwright por vez número 324 en las historia de Las Mayores, igualando la máxima cantidad para un dupla de abridor y receptor iniciando un partido de la MLB.

El boricua arrancó explosivo el encuentro con largo jonrón que terminó en el segundo piso del Busch Stadium para poner arriba a los Cardenales de San Luis, en la parte baja del segundo inning.

El enorme tablazo del Yadi salió del madero a una velocidad de 103.6 millas por hora y recorrió un trayectoria de 403 pies de distancia.

Y porque uno no es sufiente para la leyenda de los Cardinals, Molina descargó su segundo vuelacerca del compromiso para igualar las acciones en la cuarta entrada ante los envíos de Josiah Gray.

El puertorriqueño la sacó de línea por el left field para llegar a cuatro bambinazos en la presente temporada y darle respaldo ofensivo a Wainwright, quien salió sin decisión al trabajar por espacio de cinco episodios, toeró cuatro rayitas y repartió par de ponches en el desafíos.

Molina se convirtió en el tercer catcher nacido en Puerto Rico en sonar dos cuadrnagulares en un mismo juego con 40 años y 91 días, uniéndose a Jorge Posada y José Cruz en esa selecta lista.

El orgullo de Bayamón no ha parado de conseguir grandes hitos en su última campaña en la Gran Carpa. El pasado lunes 5 de septiembre llegó a 2.098 aperturas como careta, siendo la segunda mayor cantidad para un receptor en la historia de la MLB.

El "marciano" batea para .224 de average, cuatro batazos de vuelta entera, 19 carreras remolcadas, 17 anotaciones, 50 indiscutibles, ocho dobles y par de almohadillas robadas en 64 encuentros jugados en la vigente campaña.