El otrora jugador de los Leones del Escogido y actual pelotero de los Tigres del Licey en la pelota invernal de República Dominicana, Pablo Reyes, se encuentra actualmente defendiendo los colores de los Nashville Sounds en la categoría Triple A de MiLB.

Esta escuadra es la sucursal inmediata de los Cerveceros de Milwaukee, equipo con el cual espera volver a la MLB cuanto antes. Mientras tanto, pasa sus días allí, demostrando que tiene la capacidad necesaria para aparecer una vez más en el Big Show y disfrutar de su cuarta campaña en los mejores escenarios del béisbol estadounidense.

Aunque su inicio ofensivo está siendo algo lento, con el guante se ha mostrado soberbio. Hoy en la victoria de 9 carreras sobre 1 de su conjunto frente a los Charlotte Knights, el filial de los Medias Blancas de Chicago, dejó para la posteridad 2 increíbles atajadas.

Apareció la genialidad

Corría la parte alta de la quinta entrada y ganaban los locales por pizarra de 6x1 cuando la primera zambullida de Reyes tuvo lugar cerca de la línea de foul del jardín izquierdo. La misma sirvió para evitar que picara una conexión que de haberlo hecho, probablemente habría acabado en extrabase para el bateador de turno.

Un inning más tarde lo volvió a hacer, pero esta vez de manera diferente y quizás más compleja. Yendo hacia atrás en carrera diagonal, Pablo aprovechó para decapitar un batazo lanzándose de cabeza. La pirueta no solo funcionó en términos de conseguir el out, sino que además evitó el avance de un hombre que corría en la primera almohadilla.

Sus números y estadísticas

Ahora mismo, con el elenco de Nashville, Tomkim, como es apodado en el norte, tiene una línea ofensiva algo pobre de .172/.273/.414, con 1 jonrón, par de dobles, 1 carrera impulsada y 7 anotadas. Ha conectado 5 hits en 29 turnos legales al bate.

Por otra parte, su promedio vitalicio en Las Mayores es de de .237, después de haber pegado 66 imparables en 279 oportunidades. También contabiliza 6 cuadrangulares, 29 rayitas empujadas y 39 anotaciones.