El destino del béisbol hizo crear una de las crónicas más bonitas en los últimos años. Albert Pujols, el mejor jugador latino de todos los tiempos y uno de los más destacados de la historia de las Grandes Ligas dirá adiós al finalizar la temporada de 2022.

Sin embargo, ese hilo, o ese auto que durará al menos 162 desafíos será conducido por Oliver Mármol un expelotero de origen dominicano que será el mentor del inicialista y bateador designado.

Mármol en su carrera profesional como pelotero no llegó a ir ni siquiera a la AA, permaneció en los niveles más bajos de las Ligas Menores entre las temporadas de 2007 a 2010 en la qué ya Albert Pujols, Yadier Molina entre otros ya estaban consagrados como peloteros profesionales.

"Es una persona que tiene mucha sabiduría. Él conoce el juego. Sabe de pelota más de lo que piensas", comentó el futuro miembro del Salón de la Fama, Pujols de 42 años.

"No me ha impresionado porque lo conozco desde hace mucho tiempo, hablé con él y la forma en que habla sobre eso. Eso es algo que aprecio más de él", dijo el jugador en una entrevista del Washington Post.

Pujols en las Grandes Ligas tiene una pasantía de 22 años divididas con los Cardenales de San Luis y los Angelinos de Anaheim quiénes lo convirtieron uno de los jugadores mejor pagados de todos los tiempos en una de las épocas dónde el valor monetario del beisbolista subió exponencialmente.

Yadier Molina y Albert Pujols uno de los dúos más grandes de todos los tiempos en el béisbol.

En ese periplo de tiempo, Pujols, totalizó cerca de 346 millones de billetes verdes en su cuenta debido a su merecido rendimiento deportivo.

El nacido en la República Dominicana ha sido tan grande como el deporte mismo. Nunca ha estado envuelto en escándalos de dopaje ni otra cosa que puede estropear todo lo que ha hecho con el bate y el guante.

Junto a Pujols, habrá otro gran pelotero que colgará los guantes y se trata de Yadier Molina que asumirá las riendas del Navegantes del Magallanes en la temporada invernal del béisbol profesional de Venezuela.

Mármol comprendió que el rendimiento deportivo en el juego de béisbol no se basa solamente en las actitudes dentro del terreno de juego. En esta época cada uno de los potenciales jugadores que no tendrían un futuro prometedor en la pelota son invitados a permanecer como coaches.

Hace unos años quizá esto era menos recurrente, pero hoy en día, es mucho más sencillo verlo. Es por ello que Mármol no se quiso salir del deporte e implementó su sapiencia en la dirigencia.

El piloto dominicano ha sabido manejar cada una de las situaciones dentro de sueva. Este considera que cada jugador es evidentemente un individúo y se debe tratar de manera diferente.

"Hay 27 mentalidades diferentes. Si tratas de acercarte a dos chicos de la misma manera, ahí es donde nunca funciona. Es difícil ser intencional con cada uno y saber lo que necesita, incluso a veces lo que no quiere escuchar y necesita escuchar",agregó.

Esta manera de pensar de Mármol es clave para poder mantener una química adecuada en el terreno de juego en la que los egos, salarios, necesidades se suman y puede ser una bomba de tiempo ante su primera oportunidad en las Grandes Ligas de Béisbol.

A pesar de todo lo bonito relacionado con el primer año de Mármol como mánager de una divisa de la MLB no todo es sencillo. Ahora tiene el deber de tomar las decisiones más fuertes que pueda tambalear el agrado de los jugadores contra su figura.

"Las decisiones que toma y la forma en que lo hace, realmente no incorpora las emociones o los sentimientos de los jugadores. Y eso no quiere decir que no le importe cómo nos sentimos. Simplemente entiende que hay un panorama más amplio involucrado aquí",dijo Harrison Bader, jardinero central de los Cardenales de Luis en referencia a las nuevas capacidades de Mármol.

Actualmente los Cardenales de San Luis tienen serias oportunidades de pasar a lo más alto de la división central de la Liga Nacional. Hoy por hoy, los Cerveceros de Milwaukee son el único club contendor en esa zona de la pelota.