El swing fue hermoso, una sincronización perfecta de caderas con muñecas y el bate barrió el home en el justo instante que una recta cortada a 86 milla por hora caía en el justo medio de la zona de strike de DJ LeMahieu; el resultado no podía ser otro, solida conexión de cuadrangular frente al zurdo Dallas Keuchel, un grand slam que enloqueció a todos en las tribunas del Yankee Stadium.

DJ LeMahieu vs Dallas Keuchel#RepBX

🦄 IT'S A UNICORN 🦄

Home Run 💣

Exit velo: 96 mph

Launch angle: 33 deg

Proj. distance: 341 ft

This would have been a home run at Yankee Stadium and nowhere else.

CWS (0) @ NYY (5)

El momento ilustra al detalle un elemento escondido en la biomecánica del estelar jugador en este 2022 y es que LeMahieu va acoplando su swing de un modo tal que logra castigar las rectas con una maestría única en el béisbol de hoy.

Con problemas en su muñeca incluso, el segunda base va teniendo un interesante repunte ofensivo en esta temporada, luego de que las lesiones hicieran aflorar ciertas dudas sobre su condición en 2021; DJ está castigando las rectas, también conecta bien a los rompientes, pero las rectas, cortador, cuatro y dos costuras, todos los tipos de rectas las machaca sin piedad haciendo casi un sitial de honor entre el jardín derecho y el central, su lugar favorito.

El factor X

En buena parte el secreto del éxito de los Mulos pasa por la adaptación tan rápida que ha hecho LeMahieu en el cajón de bateo, en pos de no perder impacto y llegar a buscar su mejor forma ofensiva.

Y está Judge en un primer nivel, allí intocable, siendo la figura, pero ya el propio jardinero lo dijo, que, sin el complemento de hombres como DJ, el trabajo no sería igual.

LeMahieu está sosteniendo ahora mismo una producción decente en materia ofensiva, sin mucho ruido; 260 de average, con 4 jonrones y 25 carreras impulsadas pero su rendimiento contra las rectas cambia por completo esa perspectiva.

Los números

De acuerdo con Baseball Savant, frente a las rectas de dos y cuatro costuras, DJ sostiene un wOBA de 337 y un slugging de 367; mientras que ante rectas solamente, los hace para 364 de wOBA y 415 de slugging.

El wOBA fue creado por Tom Tango y tiene como objetivo darles valor a las distintas formas de contribuir a las carreras en diferentes situaciones de juego, dándole mayor peso a los hits y a las bases por bolas.

El promedio en MLB es de 320 y se considera muy bueno cuando pasa de 370 y excelente cuando supera los 400; por ello el trabajo de DJ ante las bolas rápidas adquiere mayor importancia, ya con casi 60 partidos jugados en la temporada.

Gleyber Torres

En una situación similar a DJ LeMahieu se encuentra el venezolano Gleyber Torres, quien de a poco ha ido retomando ese ritmo que en su momento le deparó grandes proyecciones en el béisbol e igual no me refiero a sus 10 jonrones y 26 carreras impulsadas, no, también el morocho ha castigado las rectas en este 2022.

El wOBA de Gleyber es incluso mucho mejor que el de LeMahieu con 367, además de un slugging 568 frente a este tipo de lanzamientos, traducidos normalmente en cuadrangulares.

La capacidad para afinar la mecánica en cuestiones de segundos, es la mayor muestra del buen estado e forma en el que se encuentran DJ y Gleyber, quienes sin dudas, rindiendo de esta manera, con problemas de lesión incluso, con el paso de los días mejoraran sus guarismos de manera general y eso también representaría altas probabilidades de victorias para los Yankees.

Lo mejor de todo es que el factor X en el renacer de Gleyber Torres y DJ LeMahieu, esa manera bestial con la que le pegan a las rectas pudiera deparar gratas sorpresas en octubre.