Los "perreos" se han vuelto cada vez más populares en los últimos años en el beisbol de Grandes Ligas. En la pelota dominicana ha sido una costumbre protagonizada en su momento por Julián Tavares y José Lima.Actualmente porJose Siri. Ayer el protagonista fue Marcell "El Oso" Ozuna, quien remolcó las carreras de la diferencia en el segundo partido de la Serie Final LIDOM con un cuadrangular por el jardín izquierdo.

El desfasado columnista Dave Bravermandescribió como payaso a Ozuna por la celebración del batazo.

El beisbol no necesita de estás patanerias.

Y luego se quejan de que les lanzan pegado 🤦 https://t.co/eX1RWTJqxL

Daverman, llama patanería a los "perreos", payaso a Marcell Ozuna y hasta la forma de narrar de Orlando Méndez(posiblemente el mejor narrador del caribe) le cae mal. Lo más cómico es que todos los calificativos le aplican a el, llama mal educado a los caribeños pero miren sus comentarios anteriores. Pero seguimos.

Los fanáticos tradicionalistas, desfasados y muchos amargados muchas veces comparten una opinión común sobre esta “controversia”; si lanzas tu bate después de lanzar un jonrón, el lanzador te va a dar un pelotazo en tu próximo turno al bate. Esto se deriva de la idea de que es una falta el respeto a él y al equipo contrario.

Durante décadas antes de esta era moderna del béisbol, a los jugadores se les enseñó a respetar el juego y al equipo contrario. Esto significaba no fanfarronear, no hacer "payasadas" en el plato incluso dejar de hacer swing en 3-0 o robarse una base en partido abiertos para mostrar respeto al rival. Bajar la cabeza y correr alrededor de las bases. Nada de mirar la pelota salir del patio mientras caminas por la mitad de la línea, nada de eso. A los jugadores se les enseñó que si hacías alguna de esas cosas, tenias que esperar un pelotazo cuando llegaras al plato a continuación.

Pero el beisbol ha cambiado. Las nuevas generaciones son diferentes. La nueva generación no es tan "aburrida" como para solo bajar la cabeza y correr las bases cuando conectan un jonrón determinante y tampoco es tan sensible cuando son victimas de un "perreo". El beisbol es un deporte con mas tiempo de espera que de acción. Es un deporte largo. Por su naturaleza muchos lo pudieran considerar aburridos y es la personalidad de los jugadores jóvenes lo que atrapa a una gran cantidad de fans sobre todo jóvenes. Si estás en las redes sociales, es muy probable que haya visto la frase "Let The Kids Play" en 2020 en los principales canales de béisbol, incluso en el propio canal de la MLB. Esta es una frase que se ha utilizado al discutir la idea de que el béisbol necesita brindar a los jugadores una plataforma para mostrar su personalidad en el campo.

A los fanáticos más jóvenes les encantan los bat flips, les encantan las "payasadas", les encanta ver a sus jugadores favoritos mostrar un poco de personalidad y emoción en el campo. Eso es lo que los mantiene mirando y alimenta su amor por el juego. Y, por supuesto, como hacen los niños, imitan a las personas que más admiran y que quieren parecerse, dentro o fuera del campo. Por lo tanto, muchos de los principales canales de béisbol en las redes sociales están promocionando lanzamientos de bate por esa misma razón.

A los ojos de los fanáticos más jóvenes y los fanáticos más "progresistas", los grandes lanzamientos de bate y las celebraciones agregan emoción adicional al juego, lo que a su vez aumentará la base de fanáticos. Eso se llama jugar con el corazón, es lo que el beisbol necesita.

El beisbol no necesita amargados que inciten a la violencia y no a la diversión.