Cuando ha estado sano, Chris Sale ha sido uno de los lanzadores zurdos más dominantes de todo el béisbol en los últimos años, ya que a pesar de que nunca ha podido lograr un premio Cy Young, sí ha estado cerca varias veces con múltiples campañas más que elogiables desde el punto de vista estadístico.

No obstante, en los últimos tiempos las cosas no han ido bien para él y tras sendas lesiones importantes en los años 2019, 2020 y 2021, su regreso se pospuso en este 2022 debido a una lesión inesperada en la caja torácica.

Según indicaron los médicos a finales del mes anterior, este estelar pitcher tuvo inconvenientes por estrés en la zona media de su cuerpo, situación que lo obligó a irse de baja incluso antes de que el cierre patronal terminase y los equipos comenzaran oficialmente el Spring Training.

En ese momento, Sale mostró su frustración ante los medios diciendo lo siguiente:

"No puedo esperar para dejar esto. Sabes, los últimos dos años han sido malos y me he encontrado con algunas circunstancias bastante desafortunadas, con problemas en el brazo y luego en el cuello y luego esto. Pero, ¿Qué puedes hacer?"

Aun así, parece que su suerte está a punto de cambiar a juzgar por los últimos acontecimientos.

Hay esperanza

En el día de ayer, El Cóndor realizó una sesión de bullpen sobre terreno blando y llano en horas de la mañana en el Fenway Park y todo fue de maravilla para él. No hubo dolor, incomodidad ni nada parecido, y encima, su velocidad lució genial.

De él mismo se pudo conocer que no todas las sensaciones fueron positivas, aunque dijo estar consciente de que el proceso de recuperación será largo y que se vienen días duros, de mucha carga, en cuanto vuelva a estar habilitado para lanzar en la Gran Carpa.

Sus palabras al finalizar esta sesión matutina de entrenamiento fueron estas:

“Ahora estoy en la parte en la que puedo divertirme un poco, estamos en un buen lugar. La peor parte es el tiempo. La recuperación llevará un poco de tiempo solo porque tengo que hacer algunas entradas y estirar el brazo, pero estamos en el camino correcto”.