Aunque fallaron en su intento por conseguir diez triunfos de forma consecutiva, los Bravos ganaron confianza en el dominicano Huáscar Ynoa como abridor para la recta final de la temporada.

Ynoa fue afectado por un par de poderosos swings de Giancarlo Stanton, en la derrota 5-1 ante los Yankees el lunes. Sin embargo, el joven monticular no se vio intimidado ante una alineación peligrosa y en un eléctrico Truist Park.

Había un ambiente de postemporada, siendo la primera vez desde 1901 que dos equipos con una racha activa de nueve triunfos o más se enfrentaron en un juego.

“Obviamente, no fueron los resultados que queríamos”, mencionó Ynoa. “Pero es una de esas experiencias en las que aprendes de los golpes”.

Fue apenas la tercera derrota en los últimos 19 juegos para los punteros Bravos, que cuentan con una ventaja de 4.5 juegos sobre los Filis como punteros del Este de la Liga Nacional.

Ynoa está integrándose en plena lucha hacia la postemporada, luego de perderse tres meses por una fractura en la mano derecha. El quisqueyano de 23 años volvió de la lista de lesionados y lanzó 5.1 tramos en blanco el 17 de agosto en Miami y continuó impresionando el lunes.

“Seguimos poniéndolo en forma de juego y éste fue otro paso hacia esa dirección”, dijo el manager de los Bravos Brian Snitker.“Creo que se vio bien de verdad”.

Ynoa podría ser el factor sorpresa de los Bravos para la recta final. El derecho tiene efectividad de 2.95 en 10 aperturas en el año. Ha tenido éxito al apoyarse en su slider y su recta de cuatro costuras. Si confía más en la recta de dos costuras y en el cambio, podría elevar su calidad aun más para el resto de la campaña.

“Siento que cada vez que sale, va a competir”, mencionó el torpedero de Atlanta, Dansby Swanson. “Eso es algo que me gusta de él. Hizo muchos pitcheos buenos hoy. Lanzó bien y compitió. Estoy orgulloso de él”.