Los Yankees de Nueva York viven una primera parte de la temporada de ensueño en donde actualmente tienen un promedio increíble de ganados en los primeros encuentros oficiales. Los de Aaron Boone tienen un record intachable de 28.9 donde se han enmarcado un temporadón de ensueño y el segundo lugar está por debajo en un total de 5.5 juegos, este peldaño lo ocupa el equipo de Vladimir Guerrero Jr, los Azulejos de Toronto.

Sin embargo y a pesar de que los Yankees están sonando madero fijo con participaciones increíbles de Giancarlo Stanton, Aaron Judge, Gleyber Torres, Anthony Rizzo, sin embargo, uno de los que tiene fallo en su mecánica y que necesita cuanto antes respirar para reportar mejoría en los lanzamientos a conectar es DJ LeMahieu.

El jugador de cuadro ha estado siempre con un estandar totalmente fuerte y coherente desde que llegó a los Yankees de Nueva York en el año 2019, ahora bien, tenemos sabido que, con respecto a las métricas, el porcentaje de Slugging ha bajado concretamente en un verdadero momento para poder sacar a colación su poderío y tratar de apoyar a sus compañeros más allá de ser un guante excepcional.

Su aporte defensivo para Nueva York ha sido un completo momento de aplomo, pues no ha dejado respirar a nadie cada vez que se encuentra defendiendo la esquina caliente con fuerza.

Contra los lanzamientos

El tema de los lanzamientos en contra de DJ LeMahieu preocupa muy fuertemente dado el hecho que en realidad se permite tener un eventual despegue con fuerza. LeMahieu era uno de los habituales que le encontraba el "queso a la tostada" a pitcheos quebrados que, por mencionar a uno, el "Dios" Mike Trout no lo lograba y esto se traducía en un verdadero dolor de cabeza para los demás bateadores de turno.

La diferencia se ha visto en que DJ LeMahieu se mantiene de un 375 que venía tirando fuerte a los suyos a un bajón o slump como lo conocemos de un .281, eso puede deberse a que varios lanzadores han venido estudiando la mecánica del antes mencionado y han respetado el verdadero poder que tiene el antes mencionado y cómo le descubren los pitcheos tan velozmente.

De hecho, el tema de golpear este tipo de lanzamientos es una verdadera lotería, tanto que se ha podido mantener en un promedio completo de .352 para cuando vienen este tipo de pitcheos tan venenosos y con fueza.

Por si fuera poco, también está experimentando varios problemas duros cuando estamos hablando de su tasa de golpeo y esto ha hecho que pueda considerarse para el resto de sus rivales como un posible out fácil a la hora de hacer peores cosas en las Grandes Ligas y que por esta razón, tengan que venir compañeros de manera recurrente a tener que salvar la situación con batazos meramente oportunos que, con el bate musical, no llegan.

DJ LeMahieu por lo habitual no pierde chance con Boone, pues éste lo sigue considerando parte importante en el roster, solo que debe de realizar unos pequeños ajustes para poder seguir explotando ¿lo veremos igual que en 2019?