El cotizado prospecto de los Dodgers de Los Ángeles, Diego Cartaya por fin tendrá la oportunidad de desempeñar un buen rol con los angelicales o al menos que lo vean directamente puesto que fue convocado al Juego de Futuras Estrellas que se hizo el pasado sábado 16 de julio.

El venezolano es considerado como el mejor jugador de las granjas del club del Oeste de la Liga Nacional y puede ser uno de los que de órdenes en un futuro no muy lejano desde California.

"Disfruto estar involucrado en cada jugada, cada pitcheo (...) saber que mis decisiones impactarán de una manera importante el juego", dijo el careta criollo en una entrevista a la agencia AP.

Apenas el pelotero de 20 años está jugando en la sucursal Clase A fuerte de los californianos con el club de los Grandes Lagos en la que batea para .288 con cinco cuadrangulares y 17 carreras empujadas.

En total, porque también pasó por la Clase A con el Rancho Cucamonga acertó con un average de .260 con nueve batazos llevados a la luna y 31 hombres llevados a pisar el pentágono.

El transcurrir de Cartaya ha sido paso a paso, pero sólidos, los Dodgers creen que pueda debutar para la temporada de 2024.

Solo quieren que su desarrollo por el béisbol formativo sea como debe ser puesto que pagaron 2.5 millones de dólares por sus servicios.

Venezuela tiene futuro

Hablando un poco del tema de los peloteros actuales en el Big Show o los próximos a debutar, el país de Sudamérica tiene unos caballos pronto a ser llamados a sus clubes grandes.

Como el también receptor Francisco Álvarez (pagaron 2.7 millones por su firma) y Gabriel Moreno de los Azulejos de Toronto que ya jugó MLB con tomándose el popular cafecito.

Venezuela tiene una de las canteras más grandes en el béisbol de la MLB en cuánto a receptores, cuando se estilaba a tener siempre torpederos de la talla de Luis Aparicio, David Concepción, Alcides Escobar, Freddy Galvis y por supuesto Omar Vizquel como las punta de lanza de la camarería Vinotinto.

"Siempre han habido buenos cátchers venezolanos, y es impresionante verlo que sigan surgiendo hoy en día", dijo Cartaya  en referencia a que los hermanos Contreras --William y Willson-- estarán en el clásico de mitad de temporada en el Dodger Stadium.

Cuando era tan solo un "chamo" (niño), Cartaya se disponía en jugar a tiempo completo en la antesala. Algo similar a lo ocurrido con el histórico Henry Blanco que se movió a ser cátcher y terminó como uno de los mejores de los Leones del Caracas.

Cartaya pertenece a las filas de los Tiburones de La Guaira.

"Son cosas que no controlamos, así que nada más trato de enfocarme en mejorar mi juego y seguir ganando experiencia para cuando llegue mi momento", acotó Cartaya sobre ser visto ante sus jefes en el propio estadio que probablemente pueda ser una gran estrella si su pico de ascenso sigue como va.

Solo el tiempo, la disciplina y la razón de Cartaya puede determinar de que está hecho.