¿Quién iba pensar que un cambio desde Arizona a Detroit iba a transformar el béisbol actual? Pues es en diciembre de 2009 los Cascabeles cambiaron a Max Scherzer a los Tigres por un dueto de jugadores que hoy no hacen vida competitiva en la pelota y le "dieron nitro" a uno de los mejores serpentineros de los últimos 21 años de las Grandes Ligas.

Scherzer comenzó su vida profesional en la MLB en la zafra de 2007 en las ligas menores de las serpientes. Un año más tarde debutó en el mejor béisbol del mundo en el cálido desierto de Arizona ante los Astros de Houston (cuando estaban en la Liga Nacional) lanzando por espacio de 4.1 innigs como relevista, ponchando a siete contrarios en la que no otorgó ni boletos ni permitió indiscutibles y retirando a 13 bateadores de forma consecutiva.

A pesar de ese buen desempeño que comenzó a dar muestra de lo que iba a ser, los D-Backs lo cambiaron a los Tigres por 2 jugadores que hoy simplemente no están en el béisbol ni explotaron como lo espera Arizona.

Acá repasaremos cuales fueron esos jugadores en lo que confió en su momento la gerencia venenosa

Ian Kennedy: A pesar de iniciar con el pie derecho, la carrera de Kennedy no fue lo esperado por Arizona, a tal punto que solo estuvo por cuatro temporadas en la que dejó un récord de 48-34 con 3.84 de efectivad.

El californiano luego de pasar por Arizona jugó con los Padres de San Diego, Reales de Kansas City, Rangers de Texas y Filis de Filadelfia. Desde la temporada de 2016 el diestro no ha podido ganar más de 10 desafíos en una campaña.

Su mejor año en las Grandes Ligas fue en 2011 cuando dejara una asombrosa marca de 24-4 quedando de cuarto en las votaciones para el CY Young de la Liga Nacional que se llevara posteriormente Clayton Kershaw de los Dodgers de Los Angeles.

Edwin Jackson: El germano no tuvo mucho tiempo en las áridas tierras solo estuvo media temporada en Arizona hasta que fuera tomado por las Medias Blancas de Chicago.

En su andar por los Cascabeles dejó un registro negativo de 6-10 con 5.16 de porcentaje de carreras limpias permitidas.

En la mencionada transacción también se involucró el recordado jardinero Curtis Granderson el cual sí fue un jugador sobresaliente con respecto a lo que llegó a Arizona. Esto se debió que los Yankees de Nueva York, Tigres de Detroit y los Cascabeles de Arizona realizaron un cambio múltiple. Granderson salió desde la filas de los felinos.