Un equipo del Este de la Liga Americana estuvo secretamente involucrado en negociaciones por varios agentes libres importantes en esta temporada baja y, a pesar de la narrativa que muchos conocedores, no, no fueron los Yankees de Nueva York .

Claro que todavía están a tiempo. Hay rumores de buenas cosas para llegar al Bronx: Matt Olson , Carlos Correa, Trevor Story e incluso Freddie Freeman.

La firma previa al cierre patronal de exactamente un (1) agente libre (Joely Rodríguez) no generó entusiasmo porque en el período posterior al cierre patronal estará lleno de efectivo, especialmente por serios contendores y rivales como los Medias Rojas y los Dodgers dispuestos a seguir gastando.

El hecho de que los Yankees no solo no cerraron tratos con nadie que estuviera disponible antes del cierre patronal no es siquiera lo que causa desencanto, sino que ni siquiera parecieron figurar entre los finalistas.

Corey Seager, Marcus Semien, Starling Marte, Robbie Ray, Kevin Gausman, Max Scherzer ... ¿por qué, desde los días de Justin Verlander a mediados de noviembre, los Yankees no parecían siquiera intentarlo?

Hubo un equipo, El "equipo misterioso", que sí estuvo interesado en cada agente libre importante, pero no los Bombarderos, ese equipo fue: Toronto Blue Jays.

Toronto tiene a Gausman. Pasaron de Ray. Y, aparentemente, intentaron por Seager. Lo intentaron más duro de lo que lo hicieron los Yankees , a pesar de contar tanto con Cavan Biggio como con Bo Bichette. ¡Cómo es eso! ¡Los buenos equipos pueden intentar mejorar!¿Cuán estrictamente persiguieron a Seager antes de su contrato astronómico en Texas? No estamos seguros de por qué, Toronto fue al mercado por Seager, y simplemente retuvieron a Semien.

Pero el caso es, que contrario al protagonista que todos imaginamos (los Yankees), los Azulejos son la potencia del Este de la Liga Americana. Combinan bolsillos ilimitados con un núcleo joven de superestrellas.

Incluso, debe dar vergüenza a Los Yankees que los Rangers están construyendo un equipo competitivo en Dallas, que puede o no incluir a Clayton Kershaw también.

En 2017, cuando los Yankees parecían tener el panorama del béisbol al alcance de la mano y una nómina impecable, ¿hubieras creído que, solo cuatro años después, Toronto tendría la alineación más bestial, el factor juvenil y la billetera más robusta?

De alguna manera las cosas siempre salen mal para los Bombarderos, y por lo general es obra de ellos mismos.