Hay nombres, algunos más conocidos, otros menos y el legado se remonta a finales del siglo XIX incluso y podían ser o son nombres de hombres cualquiera pero no, son parte de una hermosa historia dentro del béisbol.

Y todos miran a Sandy Koufax y después a Clayton Kershaw como lo tótems sagrados de los Dodgers pero antes, siempre hay un antes y ahí están Adonys Terrys, Nap Rucker, Fred Herbert y Danzy Vance por solo mencionar.

El mismo Vance tuvo uno de los mejores años que se conozcan en 1924 cuando ganó la triple corona con 28 victorias, 2,16 de promedio de limpias y 262 ponches...pura mística.

El heredero

Como el último de los mohicanos, Clayton Kershaw erige su templo en Cooperstown y cada vez que suba a la lomita, su historia se enaltecerá.

Y lo veo así, como una especie de heredero de una casta única, original y Kershaw no quiere dejar morir ese legado, tal como ocurre en la célebre novela de James Fenimore Cooper.

Salvando las distancias, bien puede ser así pues hablar de los Dodgers de los Ángeles, es hablar de una de las mecas sagradas del béisbol.

Historias Cruzadas

Y Kershaw mira a Koufax y a Drysdale y estos allí, detenidos en el tiempo, miran también a Kershaw, hasta parecen saludarse; hay tiempo de por medio, desde el blanco y negro de las fotos hasta la excesiva carga de píxeles y es que todos, Sandy Koufax, Don Drysdale y Clayton Kershaw son tres símbolos de la historia de los Dodgers de los Ángeles.

Y están Koufax, Drisdale y Kershaw pero también está Sutton y la lista es inmensa, inmensa como la mística y en el camino recorrido entre Brooklyn y los Ángeles.

Koufax tuvo el récord de ponches de los Dodgers en su momento, allá a comienzos de los 60 y tres años después, Drysdale lo superó pero a finales de los 70, Don Sutton impuso una nueva cifra y hoy 42 años después está vigente.

El momento

El tiempo vuelve a correr y este domingo, otra vez Kershaw marcó su destino con la historia, tenía a mano el récord de ponches de los Dodgers, solo siete le restaban para rebasar los 2696 de Don Sutton y no llegó, se quedó a cuatro, ganó, estuvo inmenso en cinco entradas pero este domingo ante los Padres de San Diego, Kershaw postergó su cita con el destino.

Clayton Kershaw needs 7 strikeouts to become all-time leader in #Dodgers franchise history.

Dave Roberts: "For me to see Clayton potentially eclipse the strikeout record and overtake Don Sutton with the Dodgers, it's really special. He'll be a Dodger forever. A Dodger great."

Todo es cuestión de tiempo y en solo días, el as de los Dodgers será el nuevo rey y superará a Sutton y será un momento legendario y los hilos de estas historias se volverán a unir y Koufax, Drysdale, Sutton y Kershaw serán uno.