Los Marineros ganaron 116 juegos de temporada regular en 2001, ganando su división por 14 juegos y empatando el récord de las Grandes Ligas de más victorias en una temporada.

No han vuelto a la postemporada desde entonces.

Mariners vs Twins

Esta no es una nueva revelación, por supuesto. A  más de 20 años, Seattle posee la sequía de playoffs actual más larga de la MLB, pero no es solo la más larga en el béisbol. La sequía activa de postemporada más larga de la NBA pertenece a los Kings, que llegaron a la postemporada por última vez en 2006. En la NFL, los Jets poseen esa dudosa distinción; no han hecho la segunda temporada desde 2010. En la NHL, los Sabres no han aparecido en la búsqueda de la Copa Stanley desde la temporada 2010-11.

No es exactamente un motivo de orgullo en Seattle, pero no es que hayan sido consistentemente malos desde 2001. Han ganado al menos 88 juegos cinco veces en ese lapso, incluidas dos temporadas de 93 victorias, un total que a menudo es lo suficientemente bueno para entrar, pero el momento de Seattle ha sido terrible.

A veces, en el béisbol, necesitas tomar un descanso: los Bravos ganaron 88 juegos y la Serie Mundial 2021, y eso simplemente no ha sucedido en las últimas décadas para Seattle.

Si le preguntas al ícono de los Marineros, Ken Griffey Jr., sobre qué piensa sobre las posibilidades del equipo de los Marineros de romper la sequía. Esto es lo que dijo Ken Griffey Jr. a Ryan Fagan del The Sporting News:

“Tenemos un buen equipo joven. Solo tienen que entender que es un maratón, no una carrera de velocidad. Esa fue una de las cosas que me enseñaron los veteranos. Es un año largo.'”

“Creo que van a estar bien. Como cualquier otro año, tienes que ser consistente y mantenerte saludable. La mayoría de los equipos que lo ganan son los más saludables. Y por lo general es el equipo el que está de moda al final del año. Si puedes aguantar... una vez que estás allí, es solo una carrera de 10 equipos. Una vez que estás allí, estás bien. Pero tienes que mantenerte saludable y consistente”.

A través de 10 juegos, los Marineros tienen marca de 5-5. No es genial, pero no es un desastre. Los Medias Blancas, con foja de 6-3, tienen la mejor marca de la Liga Americana. En el Oeste de la Liga Americana, los Astros tienen el mejor récord con 6-4.

A pesar de que los playoffs se han ampliado en un equipo por liga para la temporada 2022 y más allá, encontrar un lugar entre los seis primeros de la muy difícil Liga Americana no será fácil. El año pasado, siete equipos de la Liga Americana ganaron al menos 90 juegos: los Marineros (90 victorias) y los Azulejos (91 victorias) se perdieron la postemporada, y los siete equipos tienen rosters capaces de ganar al menos 90 nuevamente en 2022.

En Seattle, agregaron al ganador del Cy Young 2021, Robbie Ray, a una rotación que incluye a los abridores confiables Chris Flexen y Marco Gonzales, además de los jóvenes Logan Gilbert, quien tiene una efectividad de 0.90 en sus dos primeras aperturas, y Matt Brash.

Y hay otra razón por la que a Griffey le gusta lo que podrían ser los Marineros, no solo en 2022 sino durante los próximos años: Julio Rodríguez.

El novato súper talentoso fue clasificado entre los tres mejores prospectos por casi todas las publicaciones que clasifican prospectos, y por una buena razón. Jugó 74 juegos en las menores en 2021, 28 en High-A y 46 en Double-A, y produjo una línea de corte de .347/.441/.560, buena para un OPS de 1.001, junto con 13 jonrones, 47 carreras impulsadas y 21 bases robadas.

 

Me empiezo a reír, porque es un gran chico. Es muy divertido verlo. Lo que hace es traer de vuelta esa juventud que necesitamos en este deporte. Y no importa de qué color seas, cuando muestras ese tipo de emoción y te diviertes, eso es importante. Se trasladará, no solo a sus compañeros de equipo, sino a otros equipos, y también se trasladará a los niños que lo observan fuera del vestidor, que quieren ser con el número 44”dijo Griffey.

Griffey sabe un par de cosas sobre los niños que quieren ser como un jugador de béisbol, ¿eh? Es el ídolo de muchos de su generación, y de muchos más de generaciones siguientes.

Ha sido un comienzo lleno de baches en su temporada de novato para Julio. Durante los primeros nueve juegos de Rodríguez, estuvo bateando .125 con 16 ponches, pero tiene un par de bases robadas y consiguió su primera carrera impulsada en las Grandes Ligas el domingo. Además, cuando hace contacto, luce bien. Está en el percentil 90 entre los bateadores de la MLB en la categoría StatCast HardHit%. En el partido del domingo contra Houston, Rodríguez hizo contacto tres veces con velocidades de salida de tres dígitos: 111.5, 110.3 y 105.0.

Rodríguez ha hecho todo lo posible para cumplir con las expectativas, dentro y fuera del campo. No nos cabe dudas de que ciertamente, es y será, ese pelotero por el que la gente paga por ver.