Para nadie es un secreto lo que fue la carrera de Roger Clemens en las Grandes Ligas, puesto que podría ser sin ningún tipo de problema el lanzador más increíble de los tiempos modernos, eso seguro. Con 7 premios Cy Young en su haber, el exserpentinero se erige como el que más ganó este premio, pero no solo eso, sino que lo hizo con 4 equipos distintos y encima, con unos números que dejarían boquiabierto hasta al más incrédulo y exigente.

No obstante, el debate sobre su persona ha continuado pasados los años, puesto que se le suele relacionar con el uso de sustancias prohibidas, más allá de que nunca se le pudo comprobar nada y de que ha negado tajantemente la utilización de esteroides. Aun así, fue hallado culpable de encubrimiento y obstrucción de las investigaciones que se llevaban a cabo al respecto sobre varios de sus compañeros de aquel entonces.

Gracias a esto, El Cohete no ha podido ingresar al Salón de la Fama de Cooperstown, aunque sigue apareciendo en las boletas y siempre está la posibilidad latente de que sea incluido en algún momento.

Sin embargo, todo este barullo parece no importar demasiado al otrora pitcher de los Medias Rojas de Boston y los Yankees de Nueva York, ya que tiene muchas más cosas que hacer en su vida cotidiana que simplemente pararse a pensar en las críticas. Por ejemplo, ser DJ.

The Rocket entró en la música

En una entrevista con NESN, el laureado extirafuegos afirmó que en su casa cuando hay eventos, es él quien toma el papel de DJ y que su apodo, como no podía ser otro, es el de Rocket, el mismo que portó en los tiempos que subía al montículo.

"Tenemos una sala de música. Mi apodo de día, como saben, 'Rocket'. Pero soy 'DJ No Request' por la noche".Afirmó el MVP de la temporada 1986 en la Liga Americana.

El DJ complace

Sobre sus gustos musicales, Clemens aseguró que coloca de todo, e incluso, que cumple los deseos de los invitados:

"Toco lo que quiero tocar. Eventualmente tocaré tu canción"