El viernes los Indios de Cleveland anunciaban que dejarían aquella polémica marca al pasado, pasando a presentar de forma oficial el nombre deCleveland Guardians (Guardines de Cleveland) como la nueva identidad del combinado, pasando desde presentar una nueva mascota hasta cambiar de nombre en sus perfiles de redes sociales. 

Luego de largas protestas de parte de la comunidad de indios nativos en Estados Unidos, que primero llevo al cambio del logo del “jefe indio” a finales de la campaña del 2019, hasta el anuncio de cambio de nombre en 2020, que al fin se concreta en lo que será de cara al 2022 en una nueva campaña de MLB. 

Como Indios los de Cleveland dejan una gran historia de éxito, desde 8532 victorias y 8112 derrotas, jugando para promedio de .513; 15 apariciones a playoffs y dos que terminaron en Serie Mundial ganadas, en un trayecto desde 1915 a 2021. Al mismo tiempo la gran simpatía que causo la organización desde que se apodaron Indios. 

Anteriormente a esto la organización nunca logro influir como marca por el bajo significado que llevaban en su nombre. Iniciando como Cleveland Blues por tan solo 1901, pasando tan solo el 1902 como Cleveland Bronchos –broncos-, mientras de 1903 a 1914 como Cleveland Naps, aunque en ninguno de estos años logrando cursar los playoffs. 

Cleveland Blues por el color de su uniforme, por lo que por la baja simbología decidieron adaptarse a Broncos, mientras pasando a Naps por la inútil razón de la contratación del jugador Nap Lajoie, por lo que aun seguían perdidos en cómo llevar al mundo a identificarse con su marca, además de tener que cambiar de nombre una vez el jugador salió del club. 

La idea del nombre de Indios de Cleveland, hay quienes lo acercan al exjugador Louis Francis Sockalexis, identificado como indio de la tribu de Penobscot y que participo con la organización de Cleveland entre 1897 a 1899, a quien se le señala como un pionero que irrumpió frente a las barreras del color, como se recuerda hoy a Jackie Robinson. 

La comunidad de indios americanos comenzó a alzar su voz de protestas fruto del nombre el “jefe indio”, ya que la caricatura era pintada a color rojo por querer hacerla amigable, así como rasgos físicos super exagerados. 

Además, en ninguna versión oficial de la organización identificaban que su nombre surgio en honor a Sockalexis, por lo cual era más aprovechamiento y casualidad para hacer de su nombre llamativo y de incidencia al aficionado.  

También debemos estar claros de la simbología histórica que ha tenido el señalar a los indios, que simplemente se les mira como “nobles salvajes”, por lo cual llama la atención de su comunidad de descendientes, que simplemente buscan preservar su legado sobre perspectivas sociales que terminan siendo racistas. 

La historia de los Indios nunca se podrá borrar, tampoco el comienzo de la era de los Guardians. No es ser parte de la “generación de cristal”, simplemente el respeto sobre cualquier ventaja de marketing.