Para un juego entre los Tigres de Detroit y Angels en el Anaheim Stadium, el actor  Charlie Sheen compró 2,615 boletos, básicamente las primeras 20 filas de asientos detrás de la cerca del jardín izquierdo. Solo para, según explicó el actor, él y tres amigos atrapar cualquier jonrón sin la interferencia de otros fanáticos.

"No quería lanzarme sobre el público", dijo Sheen a Sports Illustrated en esa oportunidad (1996)."Quería evitar la violencia".

Ese deseo de atrapar una pelota béisbol de las grandes ligas le costó a Sheen la suma de $ 6,500, y no sirvió de nada: a pesar de que las probabilidades eran ridículas, el actor y sus amigos se pusieron en marcha. No se conectó ningún jonrón en esa dirección.

 

Su historia como jugador de béisbol

Charlie Sheen quien compró 2615 boletos para un solo juego de béisbol de los Angelinos, con la esperanza de poder atrapar una pelota de jonrón, creció con un amor por la actuación y el béisbol. Al igual que con la actuación, Sheen comenzó demostrando ser bastante prometedor en el béisbol.

En la Escuela Secundaria de Santa Mónica, fue campocorto y lanzador. Su habilidad como lanzador fue particularmente impresionante. Jerry Nyman, ex lanzador de los Medias Blancas y de los Padres y ex coordinador de lanzadores de ligas menores de los Devil Rays de Tampa Bay, dijo sobre Sheen:

“Era un buen jugador de béisbol, uno de los mejores de la escuela... Podría haber jugado profesionalmente, y si hubiera jugado profesionalmente, podría haber llegado a las grandes ligas. Si Charlie Sheen hubiera elegido ir por ese camino, ¿quién sabe qué pasaría?

En la escuela secundaria, Sheen, entonces conocido como Charlie Estevez, presentaba una bola rápida que promediaba alrededor de 84-85 mph con buen dominio. Fue utilizado principalmente como lanzador de relevo, formando parte del equipo universitario en su tercer año. Su entrenador, José López (sin relación con el segunda y tercera base de las Grandes Ligas, José López) dijo que Sheen era el mejor relevista del equipo y que era “un niño duro, un niño concentrado y un jugador de equipo”.

A Sheen inclusole ofrecieron una beca completa en la Universidad de Kansas para jugar béisbol, pero la rechazó para dedicarse a la actuación. Su carrera como jugador de béisbol terminó solo unos días antes de los playoffs en su último año en Santa Monica High, cuando fue expulsado de High School por su baja asistencia y malas calificaciones. Esto fue particularmente digno de mención ya que los Santa Monica Vikings tomaron una ventaja temprana de 3-0 en su último partido de playoffs antes de perder la ventaja al final del juego, que podría haber tenidoun final diferente si su relevista estrella no hubiera sido expulsado de la escuela.

Trece años después de haber sido expulsado de la escuela secundaria, y haber aparecido en más de 40 producciones de cine y televisión, incluidas Major League 1 y 2, The Three Musketeers y Hot Shots, en 1996, Sheen compró sus 2615 asientos. Al principio, se pensó que hizo esto por razones similares a las de muchas otras estrellas, para donar los asientos a organizaciones benéficas como orfanatos o similares. En realidad compró esos 2.615 asientos con ese fin; para que él pudiera ser el que atrapara un jonrón, En particular, esperaba que Cecil Fielder conectara uno hacia él.

Sheen y dos de sus amigos se sentaron en los jardines casi vacíos esperando un jonrón. Después de todo eso, se quedó con las manos vacías ya que no se conectó ningún jonrón ese día.