En la jornada de este viernes de la MLB, se pautaba el segundo de una serie de cuatro encuentros entre los Tampa Bay Rays visitando a los Detroit Tigers, en el 'Comerica Park', en donde desde bien temprano hubo actividad a la ofensiva, con ambos equipos anotando carreras, pero también hubo noticias a nivel defensivo.

Y es que apenas en la parte baja del primer episodio, con un out en la pizarra y con el venezolano Víctor Reyes corriendo en la segunda almohadilla y el boricua Javier Báez en primera, llegaba un elevado conectado por el también venezolano Harold Castro, muy ceñido hacia la zona de 'foul' del jardín derecho, en el cual Randy Arozarena debió correr varios metros hacia la raya y deslizándose de piernas pudo capturar la pelota de forma sensacional.

En la jugada, Reyes lograba avanzar hasta la tercera base en jugada de pisa y corre; a pesar de esta gran jugada del nacido en La Habana, Cuba, no se pudo evitar que Detroit anotara una carrera producto de un sencillo de Jeimer Candelario, que impulsara a Reyes.

Arozarena siempre se ha caracterizado por sus buenos dotes y cualidades defensivas, quién en sus cuatro temporadas en las grandes ligas ha podido alternarse en los tres jardines; en esta campaña ha sido empleado mayormente en el predio izquierdo, siendo apenas el del día de hoy el tercero en el que inicia en la derecha, hasta el momento sin deslucir de ninguna forma.

Tampa Bay se encuentra sumergida en una férrea lucha por uno de los puestos al comodín de la Liga Americana, con registro de 56-49, apenas medio juego de diferencia por debajo de los Marineros de Seattle, quienes a su vez están a dos juegos y medio de los Toronto Blue Jays, lucha que seguramente se prolongará por estos dos últimos meses de temporada regular.

Al momento, con cuatro entradas completas en 'Comerica Park', Detroit ha ampliado su ventaja y ha puesto el marcador 3-0; los Tigres de nuevo con una campaña negativa y por consiguiente luchando por no finalizar en la última posición de la División Central.