Cuando el béisbol de Colombia apareció por primera vez en los medios, todos lo tomaron como una moda pasajera. Decían que el país sudamericano era tierra de fútbol y que difícilmente el béisbol tendría alguna relevancia por aquellos lados.

No obstante, año tras año la pelota cafetera ha mostrado avances significativos que prueban que la cosa va en serio, y el triunfo en la Serie del Caribe 2022 es la guinda de un pastel que ya parece estar listo para ser comido.

La historia del béisbol colombiano

Aunque muchos no lo sepan, en Colombia ha habido béisbol desde hace muchísimos años. En concreto, se remonta hacia finales de los años 40s el inicio de este deporte en la nación tricolor, pero por diversas razones fue perdiendo popularidad ante otras disciplinas, quedando relegado incluso hasta del recuerdo de los más longevos.

Por aquellos años el equipo amateur colombiano llegó a derrotar en reiteradas ocasiones a países con tradición como República Dominicana, Puerto Rico y Venezuela, e incluso, ganó la Serie Mundial Amateur de Béisbol en 1947.

Avances en el presente

A pesar de esa rica historia, no fue sino hasta hace unos pocos años que la pelota de Colombia volvió a ser protagonista. Comenzaron a dejar buenas sensaciones en los diversos torneos juveniles y su primera participación en el Clásico Mundial de Béisbol ratificó lo bien encaminados que estaban.

En aquel torneo el elenco cafetero cerró su participación con 1 victoria y 2 derrotas, pero se fue con la frente en alto. Vencieron a Canadá 4x1 y cedieron ante Estados Unidos y República Dominicana, pero contra los primeros terminaron cayendo por un ajustado marcador de 3x2 y contra los dominicanos, cedieron en entradas extras para terminar derrotados 10x3.

Eran las bases de algo grande, algo histórico estaba por venir para la tierra del vallenato.

Llegaron los éxitos

A nivel individual los peloteros colombianos también mejoraron su status a partir de ese momento. Hombres como Gio Urshela y Harold Ramírez son prueba de que hay talento de exportación en la patria de Nariño y Santander.

Sin embargo, no solo iba a ser testigo el mundo de una evolución individual de Colombia en el béisbol, sino también en conjunto. El primer gran golpe sobre la mesa llegó en el Mundial Sub 23 de 2021, cuando lograron una histórica medalla de bronce ante Cuba.

HIGHLIGHTS 🇨🇺Cuba v Colombia🇨🇴

Más tarde, la historia volvería a tener su cita con Colombia en los Juegos Panamericanos Junior del mismo año, cuando se llevaron la presea dorada al vencer en la gran final a República Dominicana.

Pero faltaba más.

No más invitaciones a la Serie del Caribe

En el año 2018 se anunció que a partir del 2020 los ganadores de las ligas invernales de Panamá, Colombia y Nicaragua serían invitados a la Serie del Caribe. Aun así, solo Panamá (que por razones excepcionales se unió en el mismo 2018) y Colombia (a partir del 2020 en sustitución de Cuba) se han podido unir al certamen.

Desde ese momento, muchos han sido los esfuerzos realizados por panameños y colombianos para pasar a formar parte de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC) y no ser solo unos invitados en la justa que reúne a los campeones invernales más importantes de la región.

Con todo y eso, no se ha logrado el objetivo, pero hay un hecho que pudiera cambiar drásticamente la situación, y lleva por nombre Santo Domingo 2022.

La recién terminada Serie del Caribe viene ser el hito que confirma que lo del béisbol colombiano no es un mito y bien pudiera ser la bisagra que abre la puerta a grandes cosas para ellos, incluida la entrada definitiva a la CBPC, organismo al cual le reclaman unos derechos que bien parecen haberse ganado sobre el terreno.

Cerramos con las palabras de la gerente de Vaqueros de Montería, Loriam Argumendo, quien fue entrevistada por Hecmary Ugarte para Récord minutos después de finalizar la gran final de la Serie y habló claro sobre esta circunstancia.