Dos caras, dos historias; hace cinco días, Yu Darvish no podía ni completar 2 entradas ante los Gigantes de San Francisco y dejó su promedio de limpias en 6.28.

Bob Melvin no se creía lo que veía, hablaba a loa medios después como un autómata, respondiendo de manera escueta y seca, no podía entender, nadie podía entender, el 7 de abril Yu Darvish había asumido el rol de primer abridor y lanzó seis tramos de calidad, inmaculados frente a Arizona.

Del calor abrazador al frío, de un juego sin hits a uno donde parecía le pegaban con los ojos cerrados.

Domingo histórico

Tuvieron que pasar diez con un desastre de actuación de por medio, para que este domingo, ante los Bravos de Atlanta, el veterano japonés volviera a encontrar su mejor versión y así, seco también, bien directo, como si de un haiku se tratara, Darvish volvió con seis entradas de labor, haciendo historia.

El diestro de 35 años no solo ganó su primer partido de 2022 sino que entró a los libros de récords como el único pitcher en Grandes Ligas en dar 1600 ponches en menos de 1350 innings.

Darvish dio ocho ponches en sus 6.2 con solo cuatro hits y con su cuarto chocolate, arribó a la cifra redonda de 1600 en 1302.

El hito

Traduciendo la estadística, tenemos que el japonés registró su nombre como el serpentinero que menos entradas ha necesitado para sus 1600 retirados por la vía amarga.

Yu Darvish’s fourth strikeout of the day there was the 1,600th of his career. With just 1,302.1 innings pitched, Darvish is the fastest pitcher to 1,600 Ks by innings pitched. No other pitcher has ever reached that milestone in fewer than 1,350 innings.

Al final, el asiático terminó el duelo con 1604 ponches en 1307 entradas de labor.

El triunfo fue el número 80 de por vida para Yu Darvish, quien está entrando este año a su temporada número 11, pues pisó un diamante de Grandes Ligas por primera vez en 2012 con los Vigilantes de Texas.

Darvish también ha vestido la franela de Dodgers y Cachorros antes de aterrizar en el  Petco Para para lucir la casa de los frailes.

Con la llegada a San Diego de Bob Melvin como nuevo dirigente, han emergido nuevos aires y al parecer, Yu Darvish será protagonista en los planes y la proyección del equipo