El veterano lanzador de los Medias Rojas de Boston, Chris Sale, salió furioso y destruyó todo lo que se le vino por el medio en la noche del miércoles 6 de julio en su salida de rehabilitación.

Un video emitido por NBC10 Boston mostraron al pitcher fúrico después de permitir una base por bolas con las bases llenas ante la organización de ligas menores de los Yankees de Nueva York.

Este sólo pudo lanzar por espacio de tres innings con dos tercios luego de que fuera bombeado por las futuras promesas de los Mulos de Manhattan.

Sale entró en el dugout cuando lo sacaron en la parte inferior de la tercera entrada, después de ello se vio al serpentinero estrellando un bate con una de las paredes del clubhouse, además de esto golpeó con furia un televisor y lo reventó a 'madrazos' en el suelo del estadio Polar Park, que sirve como casa de los Medias Rojas de Boston en su categoría AAA.

De acuerdo a un artículo publicado por Telemundo Nueva Inglaterra, contó que el veterano de 1000 batallas tiró 72 lanzamientos, el máximo de la campaña, en la que permitió tres hits, una carrera limpia y boleando a cinco bateadores. También ponchó a cinco bateadores, según el equipo.

El pitcher de los patirrojos se está recuperando de una lesión por estrés en la caja toráxica. Este estaba pautado para junio, pero tendrá que esperar.

"Es casi mejor que esto haya sucedido, de alguna manera extraña", dijo Sale. "Porque ahora sé en lo que necesito trabajar. Sé 'oye, si la pelota sale caliente, es mecánica'. … Había cosas allí",destacó el lanzador en un boletín de prensa.