Hay bruma en el presente, mucha bruma y nada se ve con claridad e incluso los Medias Rojas podrían ganar 100 juegos en el este de la Liga Americana y hasta regresar a la Serie Mundial; como sea, incluso allí, el problema estaría latente.

En teoría Xander Bogaerts y Rafael Devers deberían seguir en el tren y ser los niños mimados del Fenway Park, pero en la realidad, también podrían salir a finales de este mismo año.

Hay contrato, Bogaerts le restarían tres años pero su cláusula de exclusión lo ayuda; Devers tiene hasta después de 2023 pero quiere un acuerdo de por vida y en estos puntos, hasta ahora, nada de concertación.

El presente es incierto

Estimados lectores, ese es el presente y en el futuro, dentro de unos seis meses, Alex Cora puede estar otra vez en el Clásico de Otoño y a su vez, Devers y Bogaerts estarían recogiendo las maletas.

Todo es posible y más cuando en la historia reciente del club, está el caso de Mookie Betts y como quedándole un año más de contrato fue cambiado a los Dodgers porque en la franquicia no aceptaron darle una extensión.

Chaim Bloom no quiere pensar en eso, ni en la falta de un acuerdo, menos en Mookie Betts; Chaim Bloom quiere vivir el presente y dejar que el día a día, vaya acomodando todo.

Las palabras

Hace menos de 48 horas, justo antes de que Devers y Bogaerts pusieran en punto muerto la posibilidad de un pacto, el jefe de operaciones de los Medias Rojas hizo unas declaraciones interesantes.

Bloom enfatizó a el programa The Greg Hill Show que no era hombre de dar muchos detalles, pues no veía correcto hablar respecto a un tema tan complicado pues después llegan los rumores, las refutaciones y la bruma se expande para generar más incertidumbre.

#RedSox CBO Chaim Bloom joined the show & said it was obvious early on that the team & Devers/Bogaerts did NOT see eye to eye on extension terms.

FULL Interview: https://t.co/Lx0kauTgcE

🎥: https://t.co/iHRFj1bEmC

El directivo alegó que todo eso afecta al grupo, al club y su prestigio.

Tiene esperanzas

Según Bloom, lo más importante es que ambos peloteros, tanto Bogaerts como Devers aún están con los Red Sox y eso es positivo.

El experimentado negociante definió que la agencia libre es como un concepto a secas, medio vacío; eso es una cosa, la realidad es otra y mientras se pueda conversar hay opciones.

Chaim Bloom aseveró que la idea es la misma, competir por llegar otra vez a la Serie Mundial y ya después sobre la marcha sentarse a negociar.

Esta es la realidad por ahora y la novela sigue, Devers y Bogaerts han rechazado la última propuesta y a todas luces, habrá que esperar.

El contexto es diferente, el contexto y los jugadores, hasta el propio Chaim Bloom y tal voz por ello, todavía tengamos algo de esperanza.