Como si nada. El nuevo lanzador de los Marineros de Seattle, Luis Castillo subió al montículo para enfrentar a los Yankees de Nueva York el miércoles y no solo se quedó con la victoria en seis entradas de trío de carreras, si no que coqueteó con un vistoso récord por su destacado estreno de ocho ponches.

En la victoria de los nautas 7-3 desde Yankee Stadium, Castillo mejoró a 5-4 su récord en la presente campaña, con efectividad de 2.95, pero lo llamativa de su apertura radica en que desde hace 27 años ninguna adquisición en mitad de temporada para Seattle había conseguido al menos 8 recetados estrenando uniforme, de acuerdo a una información publicada por Alex Mayer.

 

Benes, que llegó a Seattle en 1995 proveniente de los Padres de San Diego, terminó con 2.000 ponches en su carrera como bigleaguer de 12 años.

 

Pero si de latinos se trata el dominicano iba a poner la cinta más lejos si pasaba a un rival más, ya que desde que el mexicano Enrique Romo ponchara a nueve por Seattle en su entreno, ningún otro “vecino cercano” había tenido un comienzo tan exitoso. Así lo recordó @643Network en Twitter:

De esta manera, Castillo consigue atraer más miradas con su llegada al equipo que pagó un alto costo por él para intentar conseguir la postemporada, instancia que se le ha hecho esquiva desde 2001, la campaña de novato de Ichiro Suzuki.

Recordemos que el derecho de 29 años de edad fue adquirido por los Marineros tras 14 aperturas con los Rojos, en las que dejó efectividad de 2.86, WHIP de 1.07 y una fastuosa relación de boletos y ponches de 90/28 en 85 entradas de labor.