Carlos Correa no deja de ser noticia por estas semanas. A decir verdad no deja de ser noticia desde hace mucho. Desde que se supo que no continuaría en los Astros de Houston lo suyo ha sido una verdadera novela. Primero, sobre a qué equipo se marcharía y una vez que llegó a un acuerdo con los Mellizos de Minnesota, sobre su rendimiento.

Lo cierto es que hasta el momento, el boricua no ha podido justificar con su ofensiva los más de 35 millones de dólares que está devengando en este 2022. Se habló de tiempo de adaptación y de lo complejo que puede llegar a ser batear en Minneapolis, pero lo cierto es que sigue sin levantar cabeza.

A día de hoy sus números tienen más pena que gloria. Su línea ofensiva de .264/.326/.356 no manifiesta un buen presente, al igual que el único cuadrangular que registra no da fidelidad del poder que le ha caracterizado siempre a Showrrea.

No obstante, parece que de a poco comenzará a despertar, o al menos eso podríamos pensar si somos optimistas y miramos su actuación de hoy en la cual frente a los Orioles de Baltimore ligó de 5-2.

Asimismo, aportó una gran jugada a la defensiva que hace ver que aunque las cosas no le están saliendo como a él le gustaría, se mantiene enfocado sabiendo que en cualquier instante la situación puede variar y todo de buenas a primeras, comenzarle a salir mejor.

Atajando al revés

Corría la parte baja de la segunda entrada cuando ante un batazo del habilidoso dominicano Jorge Mateo, el shortstop puertorriqueño salió disparado con la espalda contra el plato en busca de la pelota hacia las inmediaciones del jardín izquierdo.

Parecía que sería más sencillo que llegara a ella el guardabosques de esa pradera, pero The Captain se tuvo confianza y quiso hacer el out él desde el comienzo de la acción. Era arriesgado, sí, y aun así logró concretar la muy llamativa intervención con su guante.

Al final, el cotejo acabó en victoria para los Twins por pizarra de 7x2. Pese al flojo desempeño de Carlos Correa llegaron a su victoria 15 en lo que va de campaña y se mantienen como líderes de la División Central de la Liga Americana con 4 juegos de diferencia por encima de sus más cercanos perseguidores, los Guardianes de Cleveland.