En una entrevista publicada el domingo por YES Network, Beltrán abordó su papel en el escándalo donde admite que él y los Astros de Houston de 2017 "cruzaron la línea" y que el campeonato del 2017 tiene una "mancha" por con su esquema de robo de señales durante su temporada de campeonato..

Beltrán admitió que se equivocó al participar en el esquema.

“Todos hicimos lo que hicimos”,dijo Beltrán. “Mirando hacia atrás hoy, estábamos equivocados. Ojalá hubiera hecho más preguntas sobre lo que estábamos haciendo. Desearía que la organización nos hubiera dicho: 'Oye, ¿qué están haciendo ustedes? Tenemos que detener esto'”.

Los Astros usaron ilegalmente un monitor de video y un bote de basura para que sus bateadores supieran qué lanzamiento vendría. Luego ganaron la Serie Mundial, venciendo a los Yankees en siete juegos en el ALCS, un resultado que el gerente general Brian Cashman dijo la semana pasada que era ilegítimo.

Beltrán dijo que la oficina principal de los Astros nunca le dijo al equipo que detuviera sus actividades. “Nadie realmente dijo nada. Estamos ganando, ya sabes, y algunos días nuestro sistema realmente funcionó. Algunos días realmente no funcionaba... pero teníamos un buen equipo... Teníamos un equipo tan bueno".

Beltrán agregó que los jugadores de los Astros “sentimos que cuando los equipos vienen a nuestro estadio [Minute Maid Park], sentimos que algunos equipos tienen algo que hacer. Así que sentimos que necesitábamos crear nuestro propio [sistema], ya sabes, y eso fue lo que sucedió”.

Beltrán dijo que pusieron su sala de video al lado del dugout.

Estamos viendo el juego… puedes ver a los lanzadores, puedes ver a los receptores”, dijo Beltrán sobre el sistema. “Y luego sentimos que podíamos usar eso, ya sabes, pero no sentimos que realmente estábamos cruzando la línea allí. No sentimos que realmente estábamos cruzando la línea. Sentimos en nuestros corazones que estábamos siendo más eficientes e inteligentes que cualquier otro equipo”.

En cuanto a la directiva de la liga a fines de la temporada 2017 de dejar de usar la tecnología para robar señas, que se produjo en parte debido al escándalo del Apple Watch que involucró a los Yankees y los Medias Rojas, Beltrán dijo que no se les comunicó a los jugadores.

“Si ellos (la oficina principal de los Astros) recibieron la carta (de MLB), lo sabían, pero nunca la compartieron con nosotros”, dijo Beltrán. “Nadie nos dijo nada, ya sabes, nadie dijo nada. Desearía que alguien hubiera dicho algo. Mucha gente siempre me pregunta por qué no lo detuviste. Y mi respuesta es: 'No lo detuve de la misma manera que nadie lo detuvo'. Esto está funcionando para nosotros. ¿Por qué vas a detener algo que te está funcionando? Entonces, si la organización nos hubiera dicho algo, lo habríamos detenido con seguridad”.

 Beltrán resultó ser el único jugador nombrado en el informe de la liga luego de su investigación, a pesar de que se les dijo a los jugadores que obtendrían inmunidad por cooperar, como lo hizo Beltrán.

“La parte que me molestó de eso es que, cuando me senté a cooperar con ellos (MLB), me dijeron: 'No vamos contra los jugadores. Vamos contra... el personal de campo, la oficina central y la organización'”,dijo Beltrán. “¿Y el hecho de que soy el único jugador mencionado en ese informe? Entonces, ¿cómo… [sucedió] eso? Como, esa es la parte que no entiendo. ¿Todos obtienen inmunidad menos Carlos Beltrán? No lo entiendo.