Si los Mellizos de Minnesota están hoy en la cima de la división central en la Liga Americana es en buena medida por la proyección ofensiva de Byron Buxton.

Al momento de darle forma a este texto, Buxton compila para 284 de average, con 8 jonrones y 16 carreras impulsadas; de lo mejor en todo el béisbol.

Y muchos hablan solo de destellos, que lo mejor puede llegar con el paso de los días, tal como avizoraron en su momento allá por 2012, cuando Byron fue elegido como segundo del draft por los Mellizos.

La hora cero

Debía ser un jugador cinco herramientas y siete años después de su debut, tal parece que el momento ha llegado.

In the 203 games he hasn't played, Twins are 94-109 (75-win pace) and -97.

In his last 162 games, Buxton has 8.4 WAR. The definition of impact player.

El jugador ha confesado a los medios que se trata de lealtad, de retribuir a la confianza, tal como hicieron con él a finales de noviembre del año pasado al brindarle 100 millones de dólares por siete años.

Esa fue la segunda mayor extensión en la historia de los Mellizos, solo detrás de los 184 millones ofrecidos al legendario Joe Mauer.

Una historia diferente

Si en su momento, lo sucedido con Mauer no surtió efecto porque las lesiones comenzaron a impactar en el receptor y al final tuvo que retirarse incluso; hoy con Buxton la historia va siendo diferente y ahí están sus números en este comienzo de 2022.

En este punto, el estigma de las lesiones adquiere un matiz mayor pues Byron Buxton solo jugó el 39% de los juegos de los Mellizos en los últimos cuatro años y de igual modo, la gerencia pasó la página y le ofertó esos cien millones.

Sin lugar a dudas

Y Buxton, como despejando dudas, como decimos en pura jerga criolla, ha salido a comerse el terreno.

Hablamos incluso de que ha sido líder del equipo, también en lo anímico, tal como se ve en el terreno durante los juegos de los Mellizos.

Todos miraban a Carlos Correa y a ese contrato de 105 millones pero el foco mediático ha ido sobre Buxton que así y todo, siempre hace las cosas callado, sin mucho ruido, dándole un toque diferente al juego de su equipo.

La campaña apenas comienza y ahora solo estamos en el segundo mes de competencia pero Byron Buxton acapara titulares, es su momento y simplemente lo quiere aprovechar.