Por segunda ocasión en tres fechas, la Selección Dominicana de Béisbol vuelve a ser dejada en el terreno tras llegar con ventaja de dos carreras al noveno episodio.

Indudablemente doloroso para un equipo perder un partido, sobre todo en un torneo corto como es el formato de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, pero duele aún más tras estar apenas a tres outs de conquistar el triunfo.

La principal fortaleza se señalaba del equipo dominicano había sido elbullpen, sin embargo, ha sido justo esto lo que ha sido la causa las dos derrotas que ha sufrido en el certamen.

En la primera ocasión, provino en el partido inagural ante los anfitriones y los favoritos del evento, la selección nipona. Dominicana lideraba el marcardor 3-1, tras unaexcelente apertura de Crisóstomo Mercedes de 6 entradas y solo una carrera permitida, el dirigente del equipo dominicano Hector Borg le daba paso a su bullpen. Luis Castillo y Jumbo Díaz, retuvieron la ventaja en la 7ma y 8va entrada respectivamente, pero al llegar el turno de quién se consolidó como el cerrador del equipo en las fases clasificatorias,Jairo Asencio, la ventaja se esfumó rápidamente al permitir 4 hits y 3 carreras en su intento de cerrar el partido.

Las críticas de la opinión pública no tardaron en llegar. En redes sociales los comentarios iban enfocados a la pérdida de dominio que ha estado experimentando Asencio en los años más recientes en la Liga Dominicana de Béisbol otoño-invernal (LIDOM), por lo que consideraban que no era la mejor opción para los cierres de partidos.

  1. En la siguiente fecha, República Dominicana se enfrentaba a México, y en esta ocasión el bullpen si estuvo formidable. Ángel Sánchez, logró conseguir 5 entradas en blanco, y le relevarían Ramón Rosso, Darío Álvarez, Jumbo Díaz y Luis Castillo, quienes se combinaron para 4 entradas de 2 hits únicamente, logrando preservar la ventaja mínima que le daría al conjunto quisqueyano su primer triunfo del evento. En este partido no vio acción Jairo Asencio y daba la sensación que la combinación Díaz-Castillo , se consolidaba para continuar en las posiciones de preparador de mesa y cerrador en las siguientes fechas.

Los problemas del primer partido parecían ya olvidados y el conjunto dominicano seguiría apostando a la fortaleza de sus brazos más confiables, pero en el tercer partido, también contra un equipo oriental, Corea del Sur, la historia se repitiría. Rául Váldez abriría el 6to episodio donde enfrentaría a la parte baja del line-up del conjunto surcoreano, lograría sacar el primer out del inning pero tras un sencillo de Kyoungmin, y su 111 lanzamientos, decretarían la salida de su partido. Lo relevaría Denyi Reyes, que terminaría el inning sin dificutades. Darío Álvarez volvería hacerse a cargo del 7mo episodio, y como en los dos partidos anteriores, dejando el terreno listo para Jumbio Díaz en la octava entrada.

Hasta este momento en el partido, el relevo llevaba 2 ⅔ innings de apenas un hit. El dirigente Héctor Borg, le entregaría la pelota a quién hasta ese momento era su hombre más confiable, pero en esta ocasión el dominio exhibido en las jornadas previas no estuvo presente. Permitió 4 hits y las 3 carreras que necesitaba el equipo Surcoreano para dejar en el terreno a la escuadra tricolor.

¿Es criticable la decisión de Borg de entregarle el escenario de cierre de partido por segundo partido consecutivo a Luis Castillo? Absolutamente no. Luis Felipe llegaba a este partido con dos apariciones perfectas, retirando a los 6 hombres que había enfrentado.

¿Quién se debe hacer cargo de las entradas finales por parte del equipo dominicano? Las opciones son varias y acá te la planteamos.

  1. Darle un voto de confianza a Jairo Asencio. De todos los que conforman el bullpen, el hombre más experimentado en situaciones de salvamento, con vasta diferencia, es Asencio. Sin embargo, tras dos partidos con score cerrado, se ha mantenido fuera de los planes del dirigente, por lo que reinsertarlo en un partido de muerte súbita, como será el siguiente, desde acá no nos parece la mejor opción.
  2. Jumbo Díaz. El poderoso lanzador de la escuadra dominicana ha sido altamente efectivo en la encomienda que le ha otorgado el dirigente como "preparador de mesa". Ha conseguido 3 holds en las 3 oportunidades que ha tenido, por lo que ahora pasa a ser el hombre más confiable del dirigente, sin embargo, nombrarlo como cerrador dejaría la vacante del 8vo episodio.
  3. Mantener a Luis Felipe Castillo como cerrador. El joven lanzador es poseedor de una pontentísima bola rápida que le da facilidad de abanicar los bates contrarios sin mucha dificultad. Este año, en los circuitos minoritarios de los Diamonback de Arizona ha actuado en 21 entradas donde ha logrado 27 ponches y 5 salvamentos. En los últimos dos años en LIDOM, ha copilado una muy aceptable 2.43 promedio de carreras limpias en 48 entradas. Sin embargo, en ninguna etapa como profesional ha sido cerrador a tiempo completo.
  4. Otros nombres.

    Ramón Rosso: Este nobel lanzador de 25 años ya tiene experiencia de grandes ligas con los Phillies de Filadelfia, sin embargo, sus problemas de comando y su descontrol -14 bases por bolas en 22 entradas este año en la sucursal AAA de los Phillies- no le ha permitido establecerse, por lo que no nos parece una opción a considerar en las entradas finales de un partido cerrado. Denyi Reyes: Actualmente está afincado en la sucursal AA de los Medias Rojas de Boston, también posee una poderosa bola rápida y tiene un excelente comando de sus lanzamientos. Este año ha logrado buenos números, así lo avala su 2.90 en promedio de carreras limpias, en 48 entradas. Pudiera estar tomando mayor relevancia en lo adelante, sin embargo por su inexperiencia, no creemos la suficiente como para ser el cerrador.

Conclusión

Salvo los dos cierres de partido ante Japón y Corea del sur, el relevo dominicano  ha mostrado dominio, en 8 entradas y dos tercios no ha permitido carreras y apenas le han conectado 4 hits y ha concedido 4 boletos. Si bien es cierto, los daños han llegado en el peor momento, más cierto es aún, que contamos con brazos de calidad y las cosas deben empezar a salir bien en lo adelante.

 

Francybel Bretón/ Natasha Eusebio