Metidos de lleno en la lucha por alcanzar un puesto en los comodines que los lleve a la postemporada, los Filis de Filadelfia están ansiosos de buenas noticias. Y el pronto regreso de su estrella Bryce Harper  es el titular que están esperando.

El actual MVP de la Nacional permanece fuera de acción desde el 25 de junio, cuando recibió un pelotazo que le fracturó el pulgar de su mano izquierda.

 

Pero la más reciente información de su estado de salud indica que no solo está muy cerca de volver a la alineación de los cuáqueros, sino que lo haría incluso a la defensiva, y no solo tomando turnos al bate como bateador designado. El estelar patrullero venía desempeñándose en ese rol porque también batalla con una lesión en el hombro.

Al zurdo de 29 años le quitaron los clavos de su pulgar el pasado lunes y ya está bateando y lanzando, por lo que es posible que en su regreso a la titularidad lo haga en su rol habitual de jardinero izquierdo.

"No hay garantía de eso, pero esperamos que así sea", declaró a un medio de Filadelfia el mánager interino de los Filis, Rob Thomson, quien ocupa el puesto del despedido Joe Girardi.

Antes de que saliera del lineup para someterse a su cirugía, Harper bateaba para .318 con 15 cuadrangulares y 48 impulsadas.

Los Filis marchan terceros en el Este de la Liga Nacional con récord de 56-48. Vienen de dividir 1-1 una serie de dos juegos contra sus rivales de división Bravos de Atlanta, manteniéndose en la lucha por el último puesto del wild card.

Fue precisamente por esa ambición de volver a la postemporada que el equipo reforzó su cuerpo de lanzadores con la adquisición del derecho Noah Syndergaard, quien llegó desde los Angelinos en el último día del plazo para cerrar las transacciones en la MLB. También obtuvieron al relevista David Robertson y al patrullero Brandon Marsh.

Así que todas estos movimientos, sumado a la cercana reincorporación de Harper y Jean Segura, han insuflado de energía ganadora a Filadelfia en su decidido propósito de pasar a los play off; algo que no saborean desde hace ya una década.