Solo fueron 18 partidos, el tiempo necesario para matar la ilusión de tener a un tercera base de futuro en los Yankees de Nueva York.

Cuatro años atrás, Brandon Drury no era ni la sombra de lo que es hoy, era un tipo enfermo, bastante frágil y aquejado por jaquecas continuas debido a fuertes crisis de migraña.

Un espectro

Los Mulos habían visto algo de magia en su proyección con los Arizona Diamombacks, pero Drury jamás pudo concretar un resultado con los del Bronx.

En aquella campaña de 2018 pasó más tiempo en las granjas y bateó, allí si estuvo desbordado pero nada más llegar al equipo grande, como por arte de magia su gracia se esfumaba, tal como lo muestra su hoja de corte, 176/263/275.

Brandon Drury smacks his first HR of Spring Training to left center. 💪

Los Yankees tuvieron que cambiarlo entre el enojo y la frustración por la falta de resultados sólidos.

Una vuelta de tuerca a esta historia

Hoy la realidad y es como una combinación fulminante en el boxeo, jab y cross, pues Drury con los Rojos de Cincinnati esta mostrando esa condición que en su momento esperaron en Nueva York.

A sus 29 años y luego de un periplo por Azulejos y Mets, Brandon Drury va siendo de lo poquito que brilla hoy en los Rojos de Cincinnati y al momento de escribir este texto ya compila 12 cuadrangulares.

La proyección

De acuerdo con ESPN, Drury pegaría 32 vuelacercas en esta campaña, sin dudas su mejor temporada y con vistas al 2 de agosto, fecha límite para el mercado de cambios, podría ser una de las piezas interesantes a disposición y su historia pudiera dar un giro inesperado.

Algunos hablan de un posible regreso a casa pero no, no solo por la presencia de Josh Donaldson ni el éxito de Matt Carpenter sino porque las segundas partes con ese tipo de jugador tampoco suelen terminar bien en el Bronx.

Posibles destinos

Tal vez Drury encaja en los Bravos de Atlanta luego de la salida de Ozzie Albies por lesión y su posterior cirugía o en alguno de los contendientes de la Liga Americana, como sea opciones hay y más cuando su proyección de 269/355/508 parece ir en ascenso.

De igual modo, en Nueva York, dentro del universo yankee, pocos recuerdan a Brandon Drury y menos en este momento donde las cosas están saliendo como nunca.

La idea se pone en perspectiva y lo que queda es eso, siete años después de su debut en Grandes Ligas, el nombre de Brandon Drury vuelve al contexto mediático, como la ilusión yankee que pudo ser y no fue.