Los Azulejos de Toronto iniciaron hoy una serie de 4 encuentros contra los poderosos Yankees de Nueva York en el mítico Yankee Stadium. De ahí salieron victoriosos del primer enfrentamiento por pizarra de 3x0 en lo que fue un duelo verdaderamente cerrado y disputado de principio a fin.

Aunque el peso ofensivo del equipo recayó en la figura de George Springer al impulsar todas las carreras de la escuadra torontoniana, los reflectores y flashes de las cámaras fueron para el campocorto Bo Bichette. Este chico de apenas 24 años de edad realizó una jugada increíble que le puso fin a lo que fue la mejor intentona yankista de todo el encuentro.

De otro planeta

El shortstop local apareció en el momento más oportuno para los suyos. Corría la parte baja de la tercera entrada cuando llegó el turno con las bases llenas para el temible Giancarlo Stanton, cuarto en el orden de los Bombarderos, con 2 outs en la pizarra.

Ya ganaban los Blue Jays 2x0, pero parecía que su ventaja se extinguiría en cuanto el slugger de los Mulos del Bronx hiciera contacto con la bola. Dicha situación no se hizo esperar, ya que apenas al segundo lanzamiento del turno, en conteo de 0 bolas y 1 strike, Stanton le pegó fuerte a la pelota y la direccionó entre tercera y segunda base, con dirección al jardín izquierdo.

Parecía un imparable seguro, pero Bo Bichette haría lo suyo. En una acción de feria digna de un acto circense, el parador en corto de los visitantes logró coger la bola y realizar un disparo extremadamente complicado hacia la inicial para retirar a Giancarlo.

De esta manera, pasó el peligro y más tarde, en el séptimo capítulo, George Springer le pondría cifras al encuentro con un doblete impulsor de una carrera. Anteriormente un cuadrangular suyo de 2 rayitas había roto la virginidad del electrónico.