Australia renunció a competir en el último torneo clasificatorio para el béisbol de los Juegos Olímpicos de Tokio. La Federación explicó que toman esta decisión debido a las restricciones para viajar por la pandemia del coronavirus.

El último Preolímpico se iba a disputar en China Taipei, sin embargo, a fines del mes pasado se decidió cambiar la sede a Puebla, México, entre el 22 y el 26 de junio porque la selección asiática se bajó del certamen por los incrementos de casos de covid-19 en el país. Una semanas antes se anunció que China tampoco iba a disputar el torneo.

“Acudir al último Preolímpico en un mundo COVID siempre iba a plantear desafíos significantes. La planificación para Taiwán había sido muy extensiva y con el cambio de última hora de la sede y fechas, pues esos planes resultaron obsoletos", aseguró Glenn Williams, presidente de la federación australiana, quien se mostró "devastado" por renunciar a jugar en México.

“Gestionamos múltiples opciones y escenarios, pero los retos logísticos para brindarle un entorno seguro al grupo eran insalvables", agregó.

La salud y bienestar de los jugadores fue siempre lo más importante. Imperaban demasiadas interrogantes sin respuestas que planteaban riesgos significantes. La complejidad de trasladar a un grupo tan grande, por dos países, con escasas opciones de vuelo, generaba el auténtico riesgo de que los miembros de la delegación quedasen varados en el extranjero y requiriendo tratamiento médico”, sentenció.

República Dominicana, Holanda y Venezuela serán los tres seleccionados que lucharán por el último boleto para Tokio. El ganador del certamen completará los seis clasificados para los Juegos Olímpicos, que ya tienen confirmados a Japón, Estados Unidos, Israel, México y Corea del Sur.

El béisbol retorna al programa olímpico tras haber sido descartado en las citas de 2012 y 2016, luego de debutar como disciplina oficial en los Juegos de Barcelona 1992. En Tokio 2020 se disputará entre el 28 de julio y el 7 de agosto en Fukushima y Yokohama.