Debieron pasar diez años, desde que los Mets de Nueva York lo seleccionaran en 2010, para que Domingo Tapia hiciera su debut en Grandes Ligas, cuando los Medias Rojas de Boston le dieron una oportunidad en la temporada acortada de 2020.

En ese momento parecía que su aventura acabaría, subir a doble A, luego a triple A para volver a bajar y así, quedar siempre a las puertas, pero no, tras el debut, la estela de Tapia fue más de lo mismo con Boston, también con Marineros de Seattle y Reales de Kansas City hasta este 2022.

El mejor chance

Luego de que, en abril, los Atléticos de Oakland asumieran su contrato, todo apuntaba a que sí, que Domingo Tapia iba a poder afianzarse en Grandes Ligas de una vez y por todas luego de que en casi 30 entradas lanzando para Las Vega Aviators, filial triple A de la organización, compiló para una efectividad de 1,95…pero una vez más quedó en ilusión.

Fue una metamorfosis total, a lo Kafka y Tapia, otro deesos probadores de suerte que andan por ahí tratando de abrirse camino en el béisbol, Tapia jamás pudo mostrar un ápice siquiera de su nivel luego de ser subido al equipo grande de Oakland.

Los números

En 17 innings, el quisqueyano legó un promedio de limpias de 8,47, con una alta tasa de boletos y otra muy baja de ponches; la peor combinación para el caribeño y lo que debió ser una posibilidad, quizás la mejor, fue una estadía breve que terminó de la manera menos deseada…

Los Atléticos designaron para asignación a Domingo Tapia en esta jornada, en lo que será la antesala de un nuevo capítulo en la carrera del criollo por hacerse de un puesto fijo en la nómina de algún equipo de MLB.

Tal como lo dio a conocer el equipo, en el movimiento correspondiente, Oakland selección el contrato del también lanzador Collin Wiles.

Volviendo al caso de Tapia, tenemos que, en su situación actual, debido a la etapa de la temporada, el dominicano será colocado en exenciones absolutas o exenciones de liberación en los próximos días.