Con la noticia de la confirmación del acuerdo entre la MLB y el Sindicato de Jugadores este jueves, comienza a activarse de inmediato el mercado de agentes libres disponibles para esta campaña 2022.

Hay varios nombres que descollan entre los elegibles entre ellos Kyle Schwarber, Nick Castellanos, Anthony Rizzo y Freddie Freeman.

Si bien todos muestran potencial y su valor esta más que probado al primer nivel del béisbol; la figura de Fredie Freeman es la que acapara titulares y atrae todos los reflectores hacia sí.

En este punto, los grandes contendientes entran a escena y los Yankees de Nueva York lo tienen todo para pugnar por el inicialista.

Necesidad

Ya va para 13 años que los Mulos no ganan el Clásico de Otoño, desde aquel 2009 que vencieran a los Philies 4-2, en una memorable serie final.

Desde entonces y hasta el momento actual a pesar de haber tenido buenos equipos y jugadores han quedado a deber, además que de las grandes contrataciones sobre todo la de Giancarlo Stanton no ha rendido todavía los frutos esperados.

En este sentido volviendo a los posibles movimientos de mercado y al caso de Freddie Freeman, sobresale el interés mostrado por los Bombarderos respecto al estelar primera base, desde el mismo instante que acabara la Serie Mundial de 2021 y los Bravos de Atlanta salieran campeones.

La realidad

Según Buster Olney de ESPN varias fuentes cercanas a importantes directivos del béisbol alegan que los Yankees estarían activando una operación rápida para hacerse con los servicios de Freeman lo antes posible.

As the transactions begin, some rival executives curious about whether the Yankees attempt to move quickly on Freddie Freeman.

Hablamos tal vez de la pieza más atractiva de la agencia libre y sin objeción un plus añadido para cualquier elenco mucho más si se trata de los Yankees de Nueva York.

Si a esto le sumamos que el gerente general Brian Cashman ha manifestado en reiteradas ocasiones que irán por una figura importante del mercado, las cosas cobran total sentido.

Disyuntiva

La presencia de Luke Voit es una atenuante que tendrán que sopesar el manager Aaron Boone y su cuerpo de dirección, ya que el primera base titular sería al seguro Freddie Freeman.

En este caso, el director Boone tendría la posibilidad de abrirle un hueco a Voit como designado o en los jardines y con ello reforzar mucho más el equipo.

Lo cierto es que la posibilidad de que Freeman vaya a vestir el uniforme a rayas de los Yankees adquiere fuerza como nunca antes... ya las cartas están sobre la mesa, solo resta esperar que vendrá.

En su último año con los Bravos de Atlanta, Freddie Freeman dejó una línea ofensiva de 300 de average con 31 jonrones y 83 carreras impulsadas.

Con el regreso de Luis Severino al staff y de concretarse el pacto con el estadounidense, los Yankees de Nueva York son claros contendientes como nunca a pelear por el título.