Como es sabido, la gestión de Rob Manfred en el rol de comisionado de las Grandes Ligas se ha caracterizado principalmente por carecer de temor para plantear y/o aplicar innovaciones al juego de pelota.

Para esta temporada, una de las novedades que podrán apreciar tanto los aficionados presentes en los parques de la Gran Carpa, como los que siguen las incidencias por televisión, será el oír a los árbitros al momento de emitir sus sentencias.

"Estamos contentos por el lanzamiento de esta mejora para las experiencias en el estadio y en la transmisión. La capacitación (de los árbitros) se lleva a cabo en Arizona y Florida esta primavera".

En este sentido, explicaron que el jefe del cuerpo arbitral dispondrá de un micrófono inalámbrico, en primera instancia señalarán que su decisión fue desafida y cuál elenco lo reta. Tras revisar la jugada el líder del grupo de jueces anunciará el resultado, en un audio que será escuchado por el sistema de parlantes del estadio y que también estará disponible para los comentaristas y locutores.

Hasta ahora, con señales de mano los umpires daban a conocer decisiones como "safe" y "out" .

Durante el certamen anterior, fueron desafiadas 1305 decisiones, siendo revertidas el 50,2% de ellas, 655 en total. Igualmente, el 16,9% de sus sentencias fueron confirmadas, 221; mientras el 32.9%, 429 de ellas, fueron permitidas cuando no existía evidencia clara para revertirlas o confirmarlas. De la cifra total, 159 fueron revisiones adicionales iniciadas por un árbitro.