Anthony Volpe siempre confió en si mismo y en su capacidad, mas que probada y los Yankees también confiaron en él, bueno, hasta cierto punto estaban obligados, debían confiar en lo que le podía dar su mejor prospecto, a pesar de las dudas que emergieron tras el mal comienzo en doble A con los Somerset Patriots.

Si algo señalan los entrenadores es la fuerza mental de Volpe, pues siempre sabe lo que debe hacer y cual es el trabajo por ende y si muchos se preocuparon por su primer mes, bateando menos de 200 y luego en mayo compilando apenas 209, Anthony Volpe como una brasa de fuego ardiente llegó a este fin de semana compilando sus mejores números en este nivel y desde ya todos creen que es cuestión de esperar pero su entrada a triple A puede estar bien cerca.

Un reto aceptado

Y hay retos que son inmensos, casi imposibles, más cuando estas en Nueva York y juegas para el mejor equipo del mundo pero Volpe ha interiorizado esto y tras los períodos alternos de inestabilidad, pegando de hit en cuatro partidos, después sin poder conectar en cinco, con una tasa alta de ponches, después de eso, el prospecto que muchos comparan con Jeter ha encontrado su punto y en el jonrón que pegara el jueves último se puede resumir su estado de forma actual.

Desde que salió la línea, Volpe sabía que se iba del parque, tal como refiere el New York Post en un artículo sobre el impacto del talentoso jugador en el juego de los Patriots; Volpe lo sabía y al instante miró a las gradas y sonrió, era su noveno del año y la gente enloqueció en las tribunas, mostrando camisetas con su foto  y gritando su nombre, luego al llegar al banco sus compañeros le rindieron reverencia total como si de un semidios se tratara.

Anthony Volpe just hit a baseball out of the ballpark 🤯

La profecía se cumple

Y la profecía se va cumpliendo, al momento de escribir este texto, Anthony Volpe batea casi 300 en junio y la proyección indica que debe seguir hacia arriba, pues no cabe dudas que ya el muchacho se adaptó, tal como alegó al Post Dan Fiorito, gerente de los Patriots.

Volpe no se desesperó, sabia que las cosas saldrían, que no debía cambiar nada en su sistema, todo era cuestión de seguir paso a paso, el entrenamiento traería los resultados, Volpe creyó, los Yankees también y en efecto, la realidad ha sido mejor.

En línea general Anthony Volpe compila 233 de average con 9 jonrones y 34 carreras impulsadas, además de 749 de OPS pero la idea que se impone es de éxito rotundo, el chico va cumpliendo las expectativas, jamás se ha amilanado ante las exigencias de ser el futuro inmediato de los Yankees de Nueva York.