La temporada 2022 de Amed Rosario ha venido de menos a más y se está convirtiendo en una pieza vital para los Guardianes de Cleveland en la segunda mitad de la presente campaña.

Tras batear .298 de average en julio, el dominicano comenzó encendido un nuevo mes en las Grandes Ligas y aseguró el triunfo de su equipo con sencillo para dejar en el terreno a los Cascabeles de Arizona.

¡WALK-OFF HIT!

¡WALK-OFF HIT!

¡WALK-OFF HIT!

En un partido que llegó hasta el inning 11, el campocorto apagó las luces en el Progressive Field y le dio la victoria 53 en el año a la escuadra de Ohio, mantiendo la pelea con los Mellizos de Minnesota por el liderato en la División Central de la Liga Americana.

El criollo disparó su tercer hit del encuentro para traer desde la tercera almohadilla a su compañero y definir el encuentro. Rosario ligó de 6-3, con tres carreras impulsadas, una anotada y su quinto jonrón de la temporada.

Con el hit de oro del quisqueyano, la franquicia de Cleveland salió airoso por quinta vez en sus últimos siete compromisos y están a solo un juego del tercer comodín en el joven circuito.

El factor X de los Guardians

José Ramírez y Andrés Giménez son las figuras ofensivas del equipo, pero Amed Rosario ha aparecido en los momentos apremiantes y colecciona destacados números en lo que va de año.

El nativo de Santo Domingo presenta .294 de average, cinco vuelacercas, 38 carreras remolcadas, 56 anotadas, 116 imparables, porcentaje de embasado (OBP) .329 y 10 bases estafadas.

Tras tener un flojo inicio en los primeros dos meses de zafra, el pelotero ha impresionado a la organización desde junio con .360 de promedio al bate, .298 en julio y va por los mismo pasos en agosto con tres inatrapables en su primer desafío del mes.