Amanda Serrano sigue disfrutando sus días antes de su regreso al ring.  Después de un viaje relámpago para cerrar los trámites de compra de su primer hogar, la siete veces campeona mundial puertorriqueña llegó hasta Nueva York para protagonizar un poderoso, junte boricua. 

Serrano se encontró con el campocorto de los Mets de Nueva York, el puertorriqueño Francisco Lindor, previo al partido del domingo ante los Padres de San Diego en el City Field, de la Gran Manzana.

La púgil de 33 años le obsequió un par de guantes color blanco autografiado al destacado pelotero. Mientras que Lindor le regaló una camisa de Los Mets con el apellido Serrano en la espalda y el número siete, en referencia a las divisiones que ha conquistado en el boxeo rentado.

"OMG. Hoy conocí a algunos de mis ídolos del béisbol Francisco Lindor y Tomas Nido. Intercambiamos regalos", escribió Serrano en su cuenta de Twitter.

"Ahora estaré gritando a todo pulmón durante el juego", expresó.

Serrano está en la recta final de su preparación para su regreso al entarimado el 6 de agosto ante la argentina Brenda Carabajal.

La monarca puertorriqueña pondrá en juego sus cetros de las 126 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el Consejo Mundial (CMB) y Organización Internacional (IBO).

Este es el primer combate de Serrano desde que cayó por decisión dividida ante la monarca irlandesa de las 135 libras, Katie Taylor, el pasado 30 de abril, en un histórico combate en el Madison Square Garden, de Nueva York.