Antes de que hubiera risas y química en el set de FOX Sports, había una amistad que comenzó hace más de 25 años.

Al reflexionar el dominicano David Ortiz y Alex Rodríguez sobre su pasado beisbolero y sus carreras en televisión horas antes de formar parte de la transmisión del Juego de Estrellas del 2021 en el Coors Field, su conversación fluía con la misma facilidad que daban jonrones mientras compartían anécdotas de su largo historial.

La Periodista Jessica Camerato, que está a cargo de la cobertura de los Nacionales para MLB, pudo sacar a la luz unas interesantes declaraciones de ambos en relación a su amistad:

“Empezó cuando éramos adolescentes porque pertenecíamos al mismo equipo en Dominicana, los Leones del Escogido”, señaló Rodríguez. “Es un equipo [que usa el] rojo. Los azules son [los Tigres del] Licey. Así que es como Medias Rojas-Yankees, la diferencia siendo que estábamos en el mismo equipo vistiendo el rojo. Así que yo sabía del Big Papi antes de que fuera el Big Papi. Pero siembre sabía que tenía el potencial para ser el Big Papi -- no solamente por sus habilidades, sino por la persona que era”.

Igual como fueron compañeros de equipo temprano en sus carreras, se han unido nuevamente tras sus retiros como jugadores de Grandes Ligas. Ortiz y Rodríguez, quienes tienen cuatro títulos de Serie Mundial, 17 Bates de Plata y 24 convocatorias al Juego de Estrellas entre los dos, vienen compartiendo el escenario con FOX Sports, donde su dinámica luce.

Rodríguez disfruta la gran personalidad que Ortiz trae a su trabajo a diario, destacando que el dominicano es capaz de elevar la energía en un cuarto de un cinco a un 10 desde el momento que entra. Ortiz ha aprendido del mundo del periodismo televisivo trabajando con Rodríguez para pulir las estadísticas e información que quiere compartir para que le sea más fácil al público digerirlos.

“Para mí, es literalmente como tener a Magic Johnson y Larry Bird juntos en el escenario porque eran rivales juntos, pero se complementa”, dijo Bardia Shah-Rais, vicepresidenta de producciones de FOX Sports.“No sabíamos que eran tan buenos amigos. David ayuda a que Alex se relaje, y Alex ayuda a que David luzca más pulido. Es un poco de yin y yang, y así ambos crecen”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Por más que Ortiz y Rodríguez se nutrían de la competencia y la atención de enfrentarse en equipos rivales como Big Papi y A-Rod, están aprovechando la oportunidad de ser colegas como David y Alex.

“Con este muchacho, tenemos tanta historia de la cual podemos hablar”, dijo Ortiz.

Rodríguez se encontraba en su cuarta temporada de Grandes Ligas (y ya había sido convocado a dos Juegos de Estrellas) cuando Ortiz debutó con los Mellizos en 1997. Seis años después, Ortiz firmó con los Medias Rojas. La siguiente temporada, Rodríguez fue adquirido por los Yankees. Los viejos amigos y ex compañeros de equipo ahora estaban en clubes que eran rivales históricos.

Ortiz y Rodríguez se enfrentaron muchos mientras las novenas de Boston y Nueva York protagonizaban algunos de los momentos más memorables en los anales del béisbol. Mientras peleaban por campeonatos en duelos llenos de acción, tenían una relación tras bastidores.

Cuando los Yankees visitaban, Rodríguez iba a casa de Ortiz para barbacoas familiares. Y en aquel entonces, no tenía que agarrar taxi. Ortiz llevaba a Rodríguez al Fenway Park en su carro. Rodríguez describe la relación como “de doble vía … centrada en la confianza”.

“Siempre conversamos sobre la vida, especialmente cuando jugábamos”, dijo Ortiz. “La gente a veces no entiende que pasamos por muchas dificultades no solamente dentro del terreno, [sino] fuera del terreno. Así que siempre que el viene o yo iba, [decíamos], oye, vamos a juntarnos a cenar, a conversar. De pronto, esas conversaciones ayudaban porque no somos autómatas, somos seres humanos. Ese es el lado de la moneda del que la gente se olvida”.

De estrellas de béisbol a narradores de béisbol, Ortiz y Rodríguez se divierten tanto hablando del deporte como una vez lo hicieron dominándolo en el terreno. Y esta vez, forman parte del mismo equipo.

“Sabía que Papi y su familia iban a ser parte de mi vida mucho después del béisbol”, comentó Rodríguez. “Lo que no sabía es que sería algo tan genial con la familia FOX, y lo estamos disfrutando. Lo disfrutamos tanto como jugar, y la pasamos bien aquí”.