La temporada de 2022 de las Grandes Ligas parece ser una nueva y buena oportunidad para los Dodgers de Los Ángeles quiénes desde hace al menos 10 campañas al hilo son contendores para el título de la Serie Mundial.

En este 2022 la situación no ha cambiado, tienen un grupo de peloteros formidable que puede hacer el trabajo para una de las franquicias más caras del mejor béisbol del mundo.

Sin embargo, los Dodgers de Los Ángeles no deben confiarse y tratarán de buscar la senda ganadora que tuvieron en el 2020.

Hasta ahora el equipo debe plantearse todo tipo de escenarios. No son los únicos que tienen un roster ganador, a ellos se les suman los Padres de San Diego, Gigantes de San Francisco y los propios Mets de Nueva York para hablar en la Liga Nacional.

¿Cuáles son los problemas que podrían tener o tienen los Dodgers?

El primer dolor de cabeza que tienen los Dodgers en la presente temporada, o al menos hasta este inicio de junio es que uno de los mejores pitchers de la era moderna del béisbol, Clayton Kershaw está lesionado.

Hasta ahora la gerencia angelical no ha dado un panorama de lo que pueda pasar con el mejor zurdo de los últimos tiempos de la MLB.

El veterano serpentinero había sido uno de los mejores en todo el negocio en el 2022.

Un grave problema que no esperaban los Dodgers es que el puesto de cerrador fuera poco efectivo.

Desde la salida del antillano Kenley Jansen esto es un "follón" y no hay solución aparente de Craig Kimbrel que se esperaba que podría ser un taponero de calidad.

Aquel Kimbrel que estuvo con los Medias Rojas de Boston no es el mismo que está con los de Chávez Ravine.

Según un artículo publicado por Bleacher Report, Kimbrel, ha perdido ciertas facultades.

Registra una efectividad de 4.80 y un WHIP de 1.40 menos que dominantes, y ha concedido al menos un corredor en 13 de sus 16 apariciones.

Por lo que efectivo.. ya no es.

A pesar de ello, este problema no es solo de los Dodgers, también los Yankees de Nueva York lo están sufriendo con el cubano Aroldis Chapman.

El bateo tampoco está tan bien como se esperaba, dos de los formidables cañoneros californianos no están en buena relación "marital" con sus garrotes.

Tanto Max Muncy como el colorado Justin Turner tienen serios problemas de producción ofensiva.

Tan solo "lideran" con un promedio de .150 y .229 respectivamente por lo que la novena de Dave Roberts tendría o deberá buscarle solución a esto.

Roberts es uno de los pilotos más reservados del béisbol. Este evita a todas costas que sus peloteros se degasten físicamente más allá si están logrando o no una hazaña.

Una de las buenas noticias hasta la mitad del año calendario es que el campeón mundial y MVP Mookie Betts comenzó a responder en este 2022.

Es líder en tres renglones ofensivos; jonrones (16),  promedio ofensivo (.310) y porcentaje de embazado (.394).

Pese al envión ofensivo de Betts los Dodgers de Los Ángeles engloban un patético promedio ofensivo de tan solo .253 porque a pesar de ser un registro "en decadencia" sigue siendo una gran evaluación de lo que podría ser o no con la organización.

¿Solucionará sus problemas los Dodgers?

Actualmente son los líderes de la división del Oeste de la Liga Nacional en la que llevan 4 desafíos a su escolta.

Se viene la hora para los hombres y quizá los californianos no puedan responder a la exigencia en su división.

La gerencia de los Dodgers tiene un gasto de unos 239 millones anuales.