Peligro está sucediendo para el equipo de los Guardianes de Cleveland en la temporada de 2022 y es que uno de los baluartes de su alineación estaría en duda para los siguientes compromisos de la temporada, con lo cual existe una verdadera probabilidad de que tenga juegos perdidos, en recuperación y esperemos que no sean para bajarlo a las ligas menores, en el peor de los casos, la última decisión que se querría tener para él por dar un tema fuerte.

José Ramírez se sintió al parecer con un pinchazo en dolencia cuando se enfrentaba su equipo a los Rojos de Cincinnati cuando perdieron dentro del encuentro con un marcador de 4-2. Habría que esperar una directriz luego de que se someta a pruebas de radiografía en su rodilla espinilla derecha a saber qué es lo que puede pasar con él en un tiempo.

El hecho es que también esta dolencia fue causada indirectamente al golpearse él contra un foul conectado, detalle que lo habría hecho derrumbarse de dolor y estar un tiempo recostado en el terreno mientras era atendido en el partido. Sin embargo, el detalle está en que, luego de levantarse estando varios minutos en el piso acostado y rodando sobre su espalda, pudo cuadrarse bien en la caja de bateo y acto seguido, conectó un dantesco sencillo que hizo que su equipo impulsara una carrera más en la octava entrada y para él, se apuntó en cuanto a números del 2022, la carrera impulsada número 34.

De hecho el manager, Terry Francona, posterior a que Ramírez tocara la primera almohadilla tras la conexión antes mencionada, dejó claro que tenía que sustituirlo y le colocó un corredor emergente. Ante tal situación no dudó en exclamar después del encuentro: "Está bastante adolorido", para luego aseverar lo siguiente: "Golpeó por encima de su almohadilla (protectora), justo debajo de la rodilla. Para que él reaccione así, es un tipo bastante duro. Le van a hacer algunas radiografías, pero está adolorido".

Dentro de lo bueno.

Al parecer el tema según el equipo médico del club de los Guardianes, no es un caso grave y dependiendo de los resultados de la radiografía que podría estar teniendo próximamente, habría la posibilidad que, en cuanto a recuperación se esté dejando fuera de uno a dos juegos y es que, a pesar del slump actual que él está teniendo en estos momentos, sigue siendo una pieza clave para el equipo de Francona. Además está dejando claro que tiene que hacerse valer, pues firmó una extensión de contrato de ni más ni menos que 141 millones de dólares por la cantidad de 7 años.

 

Caso Francona.

Ahora bien, no solo Ramírez quedará fuera del equipo un tiempo sino que también Francona está afectado, ya que tendrá que realizarse próximamente una cirugía menor y tendrá que ser sustituido en el próximo juego en contra de los Tigres de Detroit por DeMarlo, coach de banquillo.

Recordemos que en 2020, Terry Francona solo fue capaz de estar al mando en 14 partidos de la temporada por tener severos problemas de salud que lo marginaron en la temporada, además de sufrir problemas gastrointestinales y ser operado del pie. Por si fuera poco, habría sido víctima del COVID-19, se espera que el día de mañana ya esté con su equipo de vuelta.