Albert Pujols es a todas luces, el jugador más influyente en la historia reciente de los Cardenales de San Luis, al menos en los últimos 20 años, eso seguro. Desde su irrupción en las Grandes Ligas mostró que tenía todo para triunfar y así lo hizo. El éxito no se hizo esperar y los galardones individuales tampoco.

Sus vitrinas fueron llenadas mientras estuvo en Misuri durante un lapso de 11 temporadas. Ahí todo fue cantar y coser para el slugger que se hartó de ganar tanto en lo colectivo como en lo personal. Fueron 2 anillos de Serie Mundial, 2 Guantes de Oro, 3 premios MVP de la Liga Nacional, 1 Título de Bateo, 1 Novato del Año de la Liga Nacional, 6 Bates de Plata y 1 MVP de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

LEER MÁS: Gary Sánchez pasó de un Walk-Off a la vergüenza del día (VIDEO)

Como es de esperarse, los momentos importantes no faltaron. Incluso, hay muchos que perdurarán en las memorias de los fanáticos de los Cards eternamente.

Sin embargo, lo que ocurrió en el día de ayer no tiene precedentes. No es solo el hecho de que logró batear su jonrón 680 de por vida y el primero con San Luis en más de 10 años, sino que lo adivinó.

Pujols vio el futuro

Tal y como lo leíste en el párrafo anterior, el oriundo de Santo Domingo despachó un vuelacercas ante los Reales de Kansas City prediciendo cuándo y cómo iba a ocurrir. El inicialista había dicho que en el primer lanzamiento que viera durante el juego sacaría la bola, y así lo hizo. Depositó la esférica en lo más lejano del jardín izquierdo del Busch Stadium.

Ante los envíos de Daniel Lynch, La Máquina no esperó demasiado. Soltó las manos rápido e impactó la bola con furia para poner el juego 3x0 en ese momento. Al final los suyos ganaron 6x5 en un duelo donde también destacó por los latinos Salvador Pérez de los Reales, al conectar par de bambinazos.

Ya lo había dicho

Antes de comenzar el cotejo, Albert Pujols le había dicho a su mánager, Oliver Mármol, que se iría con el primer lanzamiento, y que el mismo sería jonrón. Sobre el hecho contado al finalizar el cotejo, dijo lo siguiente:

“Cuando tienes 680 jonrones puedes hacer ese tipo de predicciones. Yo tenía buenas sensaciones. A veces tienes suerte y esto pasa”.