La historia de Albert Pujols en las Grandes Ligas de béisbol parece que no tendrá final hasta que sea elevado al Salón de la Fama de las Grandes Ligas.

El toletero dominicano que volvió a los Cardenales de San Luis en este 2022 para buscar su "último baile" defendió esta noche una posición incómoda para el. El ahora "serpentinero" no tuvo más remedio que hacer su labor.

 

El inicialista y bateador designado de los "Pájaros Rojos" salió en la noche de este domingo 15 de mayo a retirar los tres últimos outs en le juego ante los Gigantes de San Francisco.

Los emplumados vencieron a los californianos por pizarra de 15-6 en el nido rojo.

Pujols que jugó el compromiso como bateador designado en la que ligó de 3-2 recibió la orden de ir a apoyar al cansado bullpen y poner el candado.

En ese capítulo laborado permitió par de jonrones y cuatro carreras para dejar su efectividad en 36.00 un hecho inédito en una de las carreras más limpias para pelotero de la última era.

El "Príncipe Alberto" tiene en su carrera deportiva tiene 613 cuadrangulares y 2156 empujadas y ahora se puede el "tupé" que sacó tres outs pero con un poquito de laburo.

También se convirtió en el segundo pelotero de toda la historia del deporte en tener 600 bambinazos y hacer una aparición en la lomita.