Quizás la posibilidad menos pensada, pero tal vez sea la más conveniente para Jorge Soler. Si equipos como Padres de San Diego y los mismos Bravos de Atlanta estaban buscando hacerse de los servicios del cubano, llegó la sorpresa y los Marlins de Miami se hacen con una figura como Soler.

Por muy sorprendente que parezca el hecho que el elenco de Florida sea el destino del criollo, cobra total sentido pues sería como jugar en casa, en la misma Habana.

El acuerdo

La noticia trasciende y según MLB. Network el pacto es por 3 años y 36 millones.

De acuerdo a la fuente, citada por Jeff Passan de ESPN, el pacto tiene una cláusula de exclusión a las dos temporadas.

Hablamos del escenario perfecto para que Soler, a sus 30 años se pueda consagrar en Las Mayores, por la presencia latina y cubana, las costumbres, las tradiciones, el idioma, en fin... La espera parece haber valido la pena.

Por esos hilos que mueve el destino, los dos cubanos que han ganado el premio MVP en una Serie Mundial, Livan Hernández y el mismo Soler, habrán vestido la franela del mismo equipo.

Coincidencias

En 1997, el medio hermano de Orlando Hernández, El Duque, se llevó el galardón con el conjunto floridano en el Clásico de Otoño frente a los entonces Indios de Cleveland, hoy Guardianes.

En 2021, Jorge Soler lo logró con los Bravos de Atlanta al compilar para 300 de average con 3 jonrones y 6 impulsadas.

Este fue el momento cumbre de Soler, que ya había ganado un anillo en 2016 con los Cachorros de Chicago.

En esa oportunidad, el habanero registró dos hits en cinco turnos durante el poco espacio de tiempo en el que vio acción frente a los Guardianes de Cleveland.

Con su llegada a los Reales de Kansas City, Jorge Soler pudo tener su momento y fue líder de jonrones en 2019 con 48 pero al final, igual terminó siendo cambiado.

La llegada de Soler a los Marlins le sirve en bandeja de plata la posibilidad de erigirse en la estrella que siempre prometió ser.