Uno de los peloteros de los cuales se espera un salto de calidad en su rendimiento para esta temporada 2022 de las Grandes Ligas es el careta dominicano Gary Sánchez. Luego de su paso muy criticado por los Yankees de Nueva York, una nueva oportunidad asoma en su presente defendiendo los colores de los Mellizos de Minnesota.

Sin embargo, la campaña no inició nada bien para él, ya que fue el protagonista del que probablemente sea el momento más embarazoso y vergonzoso de este arranque de ciclo. En el juego 1 de la serie entre Twins y Mariners, Gary realizó un batflip ante un batazo que terminó en out y no en jonrón como él creía (puedes verlo haciendo clic acá).

Pero eso quedó atrás el día de hoy. El Kraken pegó un jonrón que seguramente muchos recordarán debido a la kilométrica distancia que recorrió la bola debido al poder que el catcher quisqueyano le imprimió a su swing.

¡Adiós pelota!

Corría la parte baja del primer episodio en Minneapolis y corrían 3 hombres en las almohadillas cuando Sánchez se paró en la goma para hacerle frente a los envíos del zurdo Marco Gonzales. El turno fue disputado y avanzó hasta la cuenta de 2 bolas y 2 strikes, pero fue en ese momento que Gary le pegó con todo a la esférica y la depositó en lo más alto del último piso de la tribuna del Target Field que se encuentra detrás del jardín izquierdo.

Una fiesta de carreras

En este momento el juego se sigue desarrollando y los Mellizos de Minnesota derrotan 8x4 a los Marineros de Seattle en la apertura de la quinta entrada.

Por República Dominicana también sacó la cara el hombre de los Twins, Jorge Polanco, con soberbio bambinazo solitario por el bosque derecho.

Uno que no ha tenido tanta suerte es la flamante estrella puertorriqueña Carlos Correa, quien hoy lleva de 3-0, con un ponche incluido.