El mánager de los Yankees de Nueva York siempre ha estado en el ojo del huracán cuando de decisiones se trata. La polémica ha sido la tónica de muchas de sus acciones y frente a Miguel Cabrera en Detroit el otro día quedó en evidencia una vez más.

Cuando el hombre de los Tigres se disponía a consumir su último turno del encuentro, recibió base por bolas intencional ordenada por el timonel de los Mulos del Bronx, quien lo hizo así para que su lanzador, el zurdo Lucas Luetge no enfrentara a Miggy con hombres en segunda y tercera base, sino al zurdo Austin Meadows.

Esto le valió miles de silbidos y ofensas por parte de los presentes en el Comerica Park, los cuales habían pagado una entrada para ver al de Venezuela hacer historia y conectar el imparable número 3 mil de su carrera como grandesligas.

Sin embargo, la cosa no se detiene aquí. Ahora ha sido el protagonista de otro hecho similar, pero esta vez acontecido en perjuicio de uno de los hombres que dirige.

Lo sufrió en sus carnes

El viernes, en el duelo entre los Guardianes de Cleveland y los Yankees de Nueva York, el cuadro dirigido por Boone venció 4x1. Pero lo llamativo no fue eso, sino lo realizado por el relevista Michael King.

Este salió a hacerse cargo de las labores monticulares a partir del sexto episodio y entre el cierre de dicha entrada y la séptima y octava ponchó a 7 rivales consecutivos. Se puso a un abanicado del récord de la franquicia establecido por Ron Davis frente a los Angelinos de California en 1981 y todos estaban esperando el gran acontecimiento hasta que... no salió al último inning.

Fue Aroldis Chapman el encargado de ponerle el cerrojo al encuentro, frustrando de esta manera la posibilidad única, histórica y probablemente irrepetible que tuvo su compañero a causa de la decisión del criticado timonel.

La reacción de King

Al enterarse en la sala de prensa lo cerca que se quedó del hito, el serpentinero diestro que realizó el excelente relevo de 3 capítulos se lo tomó a risa y exclamó: "Oh Boonie, vamos", alegando que eso le habría dicho para que le permitiera continuar.