El Citi Field de Nueva York, uno de los estadios más difíciles para disparar jonrones en las Grandes Ligas, fue testigo el 15 de julio del 2013 de una de las mayores hazañas de un pelotero cubano.

Yoennis Céspedes, quien se desempeñaba en su segunda temporada con los Atléticos de Oakland, conectó un enorme bambinazo por el jardín central, consagrándose como  el primer artillero campeón de un Derby de Jonrones sin ser convocado para el Juego de Estrellas.

 

La conexión viajó a 455 pies. El antillano soltó el madero y levantó sus manos al cielo tras derrotar en la Gran Final al jardinero Bryce Harper, con marcador final de 9-8.

Céspedes, con 27 años durante el festival, fue seleccionado por Robinson Canó para participar en el derby, cuarto pelotero en intervenir sin ser convocatoria al All-Star Game.

El oriundo de la provincia de Granma, en la isla cubana, solo registraba promedio ofensivo de .225 con 15 cuadrangulares antes del encuentro de mitad de temporada. No obstante, la arriesgada decisión del quisqueyano al invitarlo fue respaldada por Céspedes.

"Esto representa mucho", expresó Céspedes en declaraciones a la prensa acreditada del evento, "gracias a las personas que tuvieron confianza en mí, principalmente a mi familia. Esto me motiva para que las cosas me sigan saliendo mejor".

La potencia, como es conocido Yoennis por los fanáticos, al siguiente año repitió el éxito en el Derby de Jonrones,  al despachar 9-1 a Todd Frazier en la Final.

A lo largo de ocho temporadas en Grandes Ligas dejó promedio ofensivo de .273 con 165 cuadrangulares, 173 dobles y 24 triples, además de sumar 528 carreras impulsadas, 475 carreras anotadas. Su promedio de bateo quedó fijado en .273 con una línea ofensiva de (.327 OBP/ .497 SLU/ .824 OPS).

Céspedes disputó su última temporada en Las Mayores en el 2020, dejando en 38 encuentros nueve bambinazos, con 29 remolcadas y promedio de .262 antes de abandonar a los Mets por problemas con la gerencia del equipo.

En las últimas jornadas se conoció el regreso del cubano al béisbol profesional, después de mucho tiempo alejado de los terrenos,  de la mano de las Águilas Cibaeñas en República Dominicana , según informó el periodista cubano Francys Romero en su cuenta oficial de Twitter.