Para empezar, están sus tres últimas campañas en Grandes Ligas con más de 191 entradas lanzadas y eso traduce a las claras su consistencia en el box.

A sus 27 años, José Berríos lo tiene todo para consagrarse en el primer nivel del béisbol, no solo por su repertorio, poderosa recta y slider cortante como armas principales, además de buen control; no, el puertorriqueño posee una condición física envidiable y apunta para ser líder de staff en los Azulejos de Toronto y en toda la liga.

Hablamos incluso del hombre que debe ser el número uno del staff de Puerto Rico en el venidero Clásico Mundial y pieza clave en las aspiraciones del seleccionado de la Isla de ganar la corona en ese certamen .

El impacto

Ya en 2021, después de su llegada a la franquicia canadiense proveniente de los Mellizos, Berríos vivió dos meses de ensueño y sus números mejoraron ostensiblemente.

El caribeño cerró el año con guarismos respetables, gracias a su rendimiento con los Azulejos; en 32 juegos dejó marca de 12-9 con un promedio de limpias de 3.52 y 204 ponches en 192 entradas de labor.

En este punto, las cosas no podían ser diferentes y llegó la noticia...un contrato de 131 millones y siete años.

Presente

El boricua esta llamado a ser la cara del staff de los Azulejos junto a Kevin Gausman y el recién adquirido Yusei Kikuchi en lo que promete ser una gran campaña para el equipo, incluso hasta llegar a la Serie Mundial.

Con el comienzo de los entrenamientos de primavera ahí mismo, se nota un José Berríos enfocado en sus rutinas y con la mente puesta en el 7 de abril.

Así lo ha declarado a los medios en varias oportunidades, además de que siempre se muestra optimista respecto a su futuro y al de sus compañeros.

El jugador ha confesado que confía en el potencial de sus compañeros y en lo personal se siente motivado y dispuesto a ganarse el respeto de los demás peloteros.

En este sentido se le ha visto aprendiendo el nombre de los jugadores y con muy buena química.

Si bien la salida de hombres como Robbie Ray y Marcus Siemens son dos bajas importantes para el elenco de Toronto, con la entrada de Kikuchi se conforma un buen cuerpo de pitcheo que unido a su núcleo de bateadores; Vladimir Guerrero Jr, Teoscar Hernández, Lourdes Gurriel Jr y No Bichette, de seguro darán pelea en su fuerte división y en toda la Liga Americana.